fbpx
Inicio Familia Ya no somos pareja, somos padres: la relación de los ex cuando tienen hijos

Ya no somos pareja, somos padres: la relación de los ex cuando tienen hijos

Por Phrònesis
Consejos para ser un mejor padre luego del divorcio

El divorcio es de la pareja no de los hijos. Por tanto, les corresponde a los padres asegurar la estabilidad emocional que requieren sus hijos y bajo ninguna circunstancia los pueden convertir en víctimas o foco de sus diferencias y conflictos. Después de la separación y por el equilibrio emocional de sus hijos, el rol más importante es el de ser padres.

Le corresponde a cada uno hacer el esfuerzo consciente para mantener las buenas relaciones con su ex, hacerse cargo de sus emociones negativas, si las hubiere, y garantizar armonía en las relaciones familiares para evitar sufrimiento a los más pequeños y vulnerables. Una separación requiere madurez y compromiso de los padres para proteger emocionalmente a sus hijos.

Ambos deben prepararse para conversar con sus hijos y explicarles sobre la separación y acuerdos, de la manera más sencilla posible y adecuando el lenguaje a la edad del niño. El mensaje más importante es dejarles claro que siguen siendo sus padres, que los aman y estarán disponibles para apoyarlos en su bienestar.

Si en ese proceso han tenido peleas, conflictos o agresiones delante de sus hijos es el momento de rectificar y esforzarse en la búsqueda de la armonía con voluntad, determinación y de una manera civilizada. Aceptar que no lo han hecho bien y por eso se separan, admitir delante de sus hijos sus errores, los enaltecerá y ellos estarán menos afectados en lo emocional.

¿Cómo lograrlo? ¿Cómo manejar nuestro propio duelo, rabia, resentimiento y resguardar a nuestros pequeños?

Ambos deben apartar su rol de pareja que se está separando de su rol como padres. Buscar ayuda individual si así lo requieren. Centrar las conversaciones en el objetivo común que los une y los seguirá uniendo, quieran o no, y en el bienestar emocional y físico de sus hijos. Corresponde a cada uno esforzarse al máximo. Manipular no ayudará a su hijo. Recuerde actuar como un padre/madre, no como un ex.

Al momento de acordar las nuevas rutinas, dependiendo de la edad de los hijos, recuerde que debe hacerse bajo principios de equidad emocional, del máximo beneficio para los menores, sin apasionamiento, con equilibrio y sin considerar al otro como un rival que te roba el afecto de tu hijo. La expareja es y debe ser tu par, un aliado, para lograr la crianza de un hijo autónomo, maduro y responsable.

Recomendaciones básicas para asumir en la separación, un rol de padre/madre responsable y comprometido:

* Converse con su hijo sobre las implicaciones de la separación

Todos, él también, tendrán que incorporar nuevas rutinas a su vida. Mientras el adulto lo asuma con la mejor disposición, sin alteración emocional, más fácilmente el menor se incorporará a su nueva vida compartida.

* Negocie con su ex las nuevas rutinas

La condición de padres separados demanda disposición y adaptación de ambos. Quejarse de la nueva realidad no ayuda. Colabore para acordar aspectos como tiempo compartido, actividades extracurriculares, vacaciones, cumpleaños o días festivos. Respete los acuerdos.

* Los hijos deben quedar fuera de cualquier conflicto

Evite involucrar a los hijos en las disputas que puedan surgir. Asuma la separación de forma madura y acepte la nueva realidad y las cosas que ya no puede cambiar. Tendrá que compartir roles y responsabilidades con su ex. Mientras más rápido lo asuma el adulto, mejor lo asimilará el menor.

* Reconozca sus emociones hacia su ex

Maneje sus propios sentimientos hacia su ex y la utilidad de los mismos a la luz de su rol como padre/madre. A medida que maneja su emoción y se conecta con el amor que ambos desean darle a su hijo, nace la comprensión hacia el otro y más rápido superará el duelo.

* Ayude a sus hijos a reconocer sus propias emociones.

Miedo, rabia y tristeza pueden aparecer y como respuesta papá y mamá deben estar disponibles para darles amor, seguridad y apoyo.

* No busque tener a su hijo como aliado en contra de su ex.

Jamás hable mal o desprestigie a su ex delante de los niños. Podría afectarlos emocionalmente, confundir sus sentimientos. No emita juicios negativos de su ex.

* Evite la sobreprotección de su hijo

Es común que los padres, ahora expareja, tengan inclinaciones de sobreprotección y tendencias a complacer todas las demandas del hijo o a restringirle experiencias que fomentan su individualidad, tal como compartir con amigos y otros familiares. La moderación y coherencia de ambos es la clave para evitar que el niño los manipule.

¡Recuerden! Ustedes son una expareja y las razones de la separación con el tiempo dejarán de afectarlos, cada uno puede abrirse a un abanico de posibilidades en cuanto a tener nueva pareja y vivencias en lo personal. Sin embargo, estarán unidos de por vida en la única empresa que no podrán cerrar, en la única relación que no pueden concluir por el bien emocional de sus hijos, el rol de padres.

Hay un vínculo biológico que no se romperá jamás pero el vínculo afectivo y el emocional, el del amor a sus hijos, les corresponde regarlo a diario sin mezquindad y con el objetivo de ser el mejor padre/madre posible.

Related Articles

Deja un comentario

¿Es posible ser fiel? Cómo afrontar la infidelidad en la relación de pareja - Walter Riso

Cerramos 2.ª preventa con -30% dto. en:...

-
x