fbpx
Inicio Salud y bienestar ¿Una copa? No, gracias. Prefiero vivir

¿Una copa? No, gracias. Prefiero vivir

Por Phrònesis
¿Una copa? No, gracias. Prefiero vivir

El ingerir tan sólo una copa diaria de cualquier bebida alcohólica puede aumentar ligeramente el riesgo de que una persona presente problemas de salud. Esta fue la conclusión a la que llegó un nuevo estudio. Los autores de la investigación también determinaron que no hay ninguna clase de beneficio a la salud con el consumo de alcohol; inclusive, se descarta esa creencia de que una copa de vino al día otorga grandes beneficios. Esto es un hallazgo que contradice muchas investigaciones hechas con anterioridad, el cual fue realizado bajo los lineamientos de salud pública en varios países. Sigue leyendo y entérate de todo lo que necesitas saber sobre este importante tema…

Un estudio que expone los riesgos que conlleva la ingesta de alcohol

El análisis fue realizado en 195 países, desde el año 1990 hasta el 2016; se fundamentó en 694 fuentes de datos y el análisis de 592 estudios, los cuales ayudaron a dilucidar los riesgos que conlleva la ingesta de alcohol a la salud, así se trate sólo de una copa. Debemos recalcar que este estudio está entre los más grandes de su tipo y tiene un aspecto observacional, donde se relacionó el consumo de alcohol en toda una población, con base en las tendencias que se manifiestan en el promedio de salud.

Sin embargo, los métodos usados en la investigación no fueron convincentes para muchos expertos, como bien dice el especialista en estadística de la Universidad de Cambridge, David Spiegelhalter. El poder afirmar sobre un nivel seguro de consumo de alcohol no parece un argumento sólido para someterse a la abstinencia, debemos saber que no hay un nivel seguro a la hora de conducir un automóvil, sin embargo, los gobiernos no recomiendan dejar de conducir los autos. Por lo tanto, causa demasiada sorpresa que, solo una copa de alcohol sea tan dañina para las personas como en realidad lo es.

En el estudio, los investigadores se basaron en datos de ventas y encuestas, para así calcular la prevalencia del consumo de alcohol en cada país. Por lo tanto, establecieron estimaciones del consumo de bebidas alcohólicas, incluyendo las copas en encuentros casuales. En ellas se representan 10 gramos, lo que es igual a 0,01 mililitros de alcohol etílico puro, siendo el equivalente a 100 mililitros de vino tinto, con un nivel alcohólico de un 13%, o 355 mililitros de cerveza con un porcentaje de 3,5%; esto sería igual a treinta mililitros de whisky de 80 grados.

Las tasas de ingesta de alcohol son muy variables

Las tasas de ingesta de alcohol por una copa varían mucho por cada país, pero, en general, el estudio encontró que mientras mayor era el nivel de ingresos en un país, superior era la prevalencia que se tenía en lo referente al consumo de bebidas alcohólicas.  El estudio fue publicado en la revista médica The Lancet; como conclusión, se hizo saber que el consumo de alcohol  está implicado en 2,8 millones de muertes al año en todo el mundo, lo que, sin lugar a duda, se convierte en un factor de riesgo de muerte e incapacidad.

Asimismo, se diseñó un método para distinguir el consumo de alcohol por una copa entre los turistas de las poblaciones residentes. Esto, para correlacionarlos con los datos de consumo relacionados con accidentes automovilísticos, suicidios y tuberculosis; además de cirrosis hepática, enfermedades cardiovasculares y distintos tipos de cáncer producto del consumo de alcohol.

En el año 2016 fueron contabilizados como bebedores de una copa el 25% de las mujeres y el 39% de los hombres, por lo que cerca de 2400 millones de personas en todo el mundo consumen alcohol. De acuerdo a las proporciones, las mujeres consumían en promedio 0,73 tragos al día y los hombres 1,7 tragos.

¿Una copa? Vale la pena reflexionar…

Entre las personas de 15 a 49 años, beber una copa de alcohol es el único factor de riesgo más común de muerte e incapacidad. Para el 2016, el alcohol terminó representando el 6,8% de las muertes en hombres y el 2,2% en mujeres, según lo dicho por Emmanuela Gakidou, la autora responsable del estudio.

Muchos estudios y la mayoría de los lineamientos de salud, terminan por sugerir que el consumo moderado de alcohol, es decir, dos copas al día, puede llegar a ser seguro, incluso, podría inducir a una disminución en el padecimiento de cardiopatías, infartos y diabetes. Sin embargo, Gakidou y sus colegas encontraron que así sea una copa solamente durante el día y a lo largo de un año, puede aumentar ligeramente los problemas de salud en 914 de cada 100 mil personas. No obstante, es difícil crear consciencia en la sociedad moderna sobre el no consumo de bebidas alcohólicas. Se trata de un hábito que se encuentra muy arraigado, por tanto, en cuanto al alcohol el éxito está en la moderación.

 

Related Articles

Deja un comentario

¿Es posible ser fiel? Cómo afrontar la infidelidad en la relación de pareja - Walter Riso

La conferencia inicia en:

-
x