fbpx
Inicio Salud y bienestar ¿Tristeza o distimia? Consejos para saber cuál padeces

¿Tristeza o distimia? Consejos para saber cuál padeces

Por Phrònesis
¿Tristeza o distimia? Consejos para saber cuál padeces

¿Quién alguna vez no se ha sentido triste? ¿Cuántas veces a lo largo de nuestra vida nos enfrentamos a este sentimiento que vemos como negativo?

Resulta que, la mayoría de las personas o casi todas han experimentado en algún momento de sus vidas esta emoción. La tristeza, entonces, es parte natural de la vida al igual que la felicidad. Es completamente normal sentirse triste. Ahora, las cosas cambian cuando este estado de ánimo se hace recurrente y se convierte en parte de nuestro día a día. Por lo tanto, es muy importante aprender a separar la tristeza de la depresión.

Si este es tu caso, es probable que padezcas de distimia. En las siguientes líneas te hablaremos un poco sobre la tristeza y la distimia. ¡No pierdas detalle! Podrás informarte acerca de esta emoción y cómo puede convertirse en una enfermedad ¡Sigue leyendo!

¿Es normal que me sienta triste?

La respuesta es si. Se trata de una emoción completamente normal que llega a nosotros porque necesitamos sentirnos de esa manera. Gracias a la tristeza podemos experimentar ciertos sentimientos que salen a la superficie y sentimos la necesidad de expulsar de nuestro ser interior. La tristeza, por lo tanto, es un sentimiento que ayuda a mejorar una situación particular que nos afecta. Es una forma natural de sanar y luego sentirnos mejor. La tristeza es un duelo ante algo que nos ha sacado de nuestro estado de equilibrio.

Sentirse triste, por lo tanto, es tan normal que no debería ser un motivo de preocupación. Puesto que, más temprano que tarde la tristeza se va y da paso a emociones y sentimientos positivos. Sin embargo, cuando la tristeza se hace constante y se convierte en un estado de animo con el que debemos convivir día tras día. Entonces, algo anda mal.

Distimia y depresión

Cuando una persona experimenta tristeza siempre y este sentimiento se ha convertido en una constante en su vida sin causa aparente, estamos ante un problema. Ya no se trata de una emoción natural y pasajera. Nos encontraríamos, entonces, ante un trastorno del estado de ánimo. La distimia es un tipo de depresión leve, pero crónica. Esto significa que, aunque es menos intensa la distimia puede llegar a tener efectos de por vida en la persona que la padece. Esto, gracias a su carácter crónico. Las consecuencias que pueden surgir de ella, por lo tanto, pueden llegar a ser permanentes.

¿Cómo reconozco si padezco de distimia?

Antes de comenzar con un tratamiento específico es importante poder distinguir el tipo de trastornos que estamos padeciendo y concretar si en efecto se trata de un caso de distimia. Según el diagnóstico de trastornos mentales la distimia puede ocasionar los siguientes síntomas:

¿Estoy triste siempre?

Lo primero, es detectar si estamos tristes siempre y cuánto tiempo llevamos de esa forma. La distimia es un trastorno que se caracteriza porque la persona experimenta tristeza siempre. Todos los días y la mayor parte del día. Además, es un sentimiento que permanece en la persona por largo tiempo. Es decir, para padecer distimia habrás que haber experimentado la tristeza constante por al menos dos años. Otro de los síntomas característicos es que no existe una causa aparente que genere la tristeza. Es decir, estamos tristes y no sabemos por qué.

Síntomas físicos

Además de ello, la distimia viene acompañada de otros síntomas como: Aumento o disminución del apetito.  Pérdida del sueño, insomnio o demasiada somnolencia. Baja autoestima y sentimientos negativos. Fatiga y cansancio constante y se imposibilita prácticamente la capacidad para tomar decisiones.

 

¿Cuáles son las causas de la distimia?

Si resulta que estas padeciendo de distimia de seguro te preguntarás que ha causado que este trastorno se haya apoderado de ti. Las razones para este padecimiento no son totalmente claras. Estudios han demostrado que puede existir una predisposición genética al respecto. En la cual, existe una alteración de un neurotransmisor conocido como serotonina que puede dar lugar a un estado de ánimo depresivo. También, se cree que se trate de conductas aprendidas, a través de un ambiente negativo. Las personas que comúnmente tienen ideas y pensamientos negativos son propensas a padecer de distimia y depresión.

Related Articles

Deja un comentario