fbpx
Inicio Pareja y sexualidad Tabúes sexuales frecuentes que no nos atrevemos a hablar

Tabúes sexuales frecuentes que no nos atrevemos a hablar

Por Phrònesis
tabues-sexuales-que-no-nos-atrevemos-a-hablar

El ‘sexo liberal’ va dejando de ser un tabú y una práctica mal vista; en la misma medida, cada vez es menos raro dar con puntos de encuentro o reunión donde es posible tener relaciones sexuales esporádicas sin compromiso alguno y en las que se mantiene total anonimato de los participantes. 

La aceptación de la sexualidad como una dimensión humana digna y de la cual no debemos avergonzarnos ha permitido que hoy sea posible hablar con mayor holgura de temas que antes eran intocables, sin embargo, aún es complicado dar rienda suelta a nuestros pensamientos y abrirnos del todo con alguien más (incluso con nuestra pareja) cuando se trata de asuntos relacionados con la intimidad.

En este artículo, mencionamos los tabúes sexuales más frecuentes que generalmente no nos atrevemos a hablar con nadie, así como ventajas y desventajas de abrirnos al mundo de la “sexualidad sin límites”.

Prácticas más comunes

1. Orgías

Esta supone una de las más habituales fantasías sexuales. Una orgía es una especie de “fiesta sexual” en la que participan más de tres individuos que sostienen relaciones sexuales de forma libre entre sí, es decir que existe intercambio de parejas sexuales (no necesariamente parejas sentimentales).

La orgía es un tipo de sexo en grupo que puede ser heterosexual, bisexual, homosexual o lésbico; generalmente, no existen restricciones a no ser que haya normas explícitas al respecto (por ejemplo, que algún practicante no quiera experiemntar el sexo anal).

2. Juego de roles

Son prácticas previamente consensuadas en las que uno o ambos miembros de la pareja interpretan a un personaje de una fantasía sexual.  Las situaciones pueden ocurrir en la intimidad del hogar o en algún otro lugar que contribuye a estimular y desarrollar mejor el juego (moteles, una piscina o incluso sitios al aire libre). 

3. Swinger o intercambio de parejas

Los swingers son parejas estables no monógamas que buscan tener relaciones sexuales con otras parejas como actividad recreativa. Dichos actos sexuales son realizados siempre en presencia y con la participación en el mismo momento y lugar de todos los miembros de cada pareja, estando implicados de una manera más activa o más pasiva en el encuentro sexual, según sea el caso. 

4. Sexting

Consiste en enviar mensajes, fotos o vídeos de contenido erótico y sexual personal a través del móvil mediante aplicaciones de mensajería instantánea o redes sociales, correos electrónicos u otro tipo de herramienta de comunicación.

5. BDSM (Bondage, disciplina, dominación, sumisión y sadomasoquismo)

Se trata de una especie de juego de roles donde hay una persona que domina a otra. También involucra ataduras, amordazamientos y cierto nivel de dolor.

Es tan amplio el BDSM como amplia es la fantasía sexual de la mente humana. No hay listas o hechos concretos, pero estos suelen ser algunos de los ingredientes en cualquier sesión de BDSM: ataduras, cera sobre el cuerpo, pinzas, torturas eróticas, intercambio de roles, fetichismo, lluvia dorada, fisting. Son innumerables las prácticas relacionadas con el BDSM.

¿Se debe dar rienda suelta a estas fantasías?

Siempre y cuando los protagonistas estén de acuerdo, adelante. Las fantasías sexuales son un potente afrodisíaco, capaz de impulsar todas y cada una de las fases de nuestra respuesta sexual, potenciando el placer al máximo exponente. Sin embargo, también es posible que las experiencias no resulten agradables o placenteras sino altamente perturbadoras y agobiantes.

Ventajas

  • Descubrir un nuevo panorama dentro de la vida sexual.
  • Enriquece la libertad de la pareja mientras no exista forzamiento, imposición o violación.
  • Si se hace adecuadamente, habrá mayor confianza con la pareja.
  • Se dice que esta práctica fortalece el vínculo de la pareja pues se unen los lazos de la comunicación.
  • Nivel de satisfacción sexual mayor al haber cumplido una de las fantasías.
  • Disminuye el estrés. 
  • Aumenta el deseo. 

Desventajas

  • Podría crear tensiones, inseguridades y celos.
  • La acción podría interpretarse como un permiso para la infidelidad.
  • Podría llegar a ser incómodo volver a las relaciones sexuales convencionales.
  • El plan podría fracasar y sentir algo de frustración sexual en pareja.
  • La probabilidad de contraer una enfermedad de transmisión sexual aumenta al doble.
  • Pudiera convertirse en una obsesión y fijación.

Related Articles

Deja un comentario

¡NO COMAS CUENTO! Una dieta sana no es lo que crees. con Julio Basulto

Cierre de Segunda pre-venta....

-
x