fbpx
Inicio Superación Reconcíliate con la soledad

Reconcíliate con la soledad

Por Phrònesis
Reconcíliate con la soledad

El miedo a la soledad puede hacernos tomar muy malas decisiones en la vida. El consumo de drogas y alcohol, las malas compañías y la promiscuidad son algunas de ellas.

Tanto la soledad como el aislamiento social se consideran “grandes amenazas para la salud pública” en los Estados Unidos y el mundo, ya que suelen dar lugar a trastornos psicológicos como la depresión y la ansiedad, y aumentan el riesgo de cometer suicidio.

La soledad puede ser abrasiva, desesperante y tóxica cuando se nutre de desesperanza y el sentimiento de abandono, cuando las relaciones con nuestros seres queridos son pobres o cuando estamos seguros de no tener a nadie en el mundo que se preocupe por nosotros.

Es entonces es cuando estar solo se convierte en una cárcel y la felicidad parece tan lejana como el sol de la tierra.

Aunque no existe algo que podamos llamar un “remedio mágico” para la soledad, sí es posible abordarla de forma que suplantemos su connotación dolorosa y dejemos de verla como un castigo. Aceptarla en nuestra vida como un periodo de reflexión y autoconocimiento, navegar a través de ella y permitir que nos ayude a crecer.

La soledad le agrega belleza a la vida. Pone una luz especial en las puestas de sol y hace que el aire nocturno huela mejor” (Henry Rollins)

Aprendiendo a convivir con la soledad nos permitimos ser sanados por ella

La siguiente lista de consejos para reconciliarnos con la soledad es una colección de métodos sugeridos por psicólogos especialistas en motivación personal y terapia Gestalt. Ponlos en práctica diariamente y con la mejor actitud posible, verás resultados muy pronto.

1. Aprovecha la soledad para poner las cosas en orden por fuera y por dentro

Los procesos de limpieza tienen una fuerte connotación psicológica. Son señales de que algo viejo sale y algo nuevo entra. Si tienes la oportunidad de pasar algo de tiempo solo/a, aprovecha para poner las cosas en orden en tu espacio personal y en tus sentimientos, saca todo lo que ya no necesitas, lo que te trae malos recuerdos, aquellas pertenencias a las que decidiste aferrarte en el pasado para evitar el tener que aceptar una pérdida o despedida.

Este ejercicio hará que la soledad se convierta para ti en sinónimo de crecimiento y superación de obstáculos; hará de ella una aliada positiva.

2. Estar solo no es sinónimo de estar inactivo

Explora nuevas posibilidades, nuevas experiencias. La soledad es una oportunidad para hacer cosas que nunca antes habías hecho, pero que siempre quisiste, como tomar un viaje solo o aprender un nuevo idioma.

Simplemente, replantéate los beneficios de la soledad y descubrirás que te brinda el chance de invertir el tiempo en ti mismo y quedarte sin excusas para procrastinar tus metas.

3. Entiende que la soledad siempre conlleva un renacimiento 

Sin importar las circunstancias, la soledad se caracteriza por ser el ‘fondo’ que muchas personas necesitaban tocar para salir proyectados hacia la superficie.

Es una oportunidad para ver la vida desde un ángulo distinto, permitir que el silencio nos abrace y nos ayude a reflexionar, lo que tarde o temprano da luz a nuevas ideas, a un “Yo” mejorado.

4. Estar “solo” no significa que seas una mala persona

La creencia de que las personas que pasan mucho tiempo solas son menos amadas es uno de los fantasmas que atormenta a los solitarios. Los convence de que han sido condenados a una prisión de la cual no podrán escapar, que su familia los ha olvidado y que morirán sumidos en la peor de las tristezas. 

Poner un alto a esta victimización creará, de por sí, un enorme impacto positivo en nuestras vidas. Recordemos que la soledad no es exclusiva y que todas las personas (incluso las que consideramos privilegiadas con una mejor posición social o económica) atraviesan momentos como el nuestro, en el que llegan a a sentir que no tienen a nadie.

La respuesta es igual para todos: la soledad no es el abandono de los otros, sino el reencuentro con nuestra más íntima esencia. Temerle es igual a temernos a nosotros mismos, y reconciliarnos con ella es tan gratificante como volver a nacer.

Related Articles

Deja un comentario

Black Friday: descuentos hasta del 70%

Los descuentos terminan en:...

-
x