fbpx
Inicio Salud y bienestar Señales que pueden indicar que algo anda mal con tu tiroides

Señales que pueden indicar que algo anda mal con tu tiroides

Por Phrònesis
Señales que pueden indicar que algo anda mal con tu tiroides

La Asociación Americana de la Tiroides (ATA), fundada en 1923, describe la glándula tiroides como un órgano en forma de mariposa ubicado, normalmente, en la parte frontal inferior del cuello.

La tiroides se encarga de producir hormonas sumamente importantes para el correcto funcionamiento de nuestro organismo, estas hormonas son secretadas en la sangre para luego ser transportadas a todos los tejidos del cuerpo. Además, la tiroides ayuda al cuerpo a administrar energía de forma óptima, regular la temperatura corporal, mantener a un buen ritmo la quema de calorías y garantizar el funcionamiento adecuado del cerebro, el corazón y otros músculos.

Las enfermedades que pueden aquejar esta glándula son variadas,  pero sabemos que el riesgo aumenta con los años y las mujeres son las principales afectadas.  Solo en los Estados Unidos, se estima que una de cada ocho mujeres desarrollará una enfermedad relacionada con mal funcionamiento de la tiroides a lo largo de su vida, estas cifras se traducen en un 12% de la población.

Las mujeres son entre cinco y ocho veces más propensas a sufrir problemas de la tiroides que los hombres, y un aspecto preocupante es que, de acuerdo con la ATA, más del 60% de las personas que viven con una enfermedad de la tiroides ni siquiera lo saben. 

Los síntomas pueden ser silenciosos o tan minúsculos que mucha gente no le da importancia. No obstante, hablamos de un fenómeno creciente que afecta a cada vez más personas en el mundo y que puede ser tratado a tiempo si sabemos detectar las señales.

A continuación, te contamos cuáles son las principales señales de advertencia de problemas en la tiroides. Recuerda que si presentas uno o más de los siguientes síntomas, siempre es bueno acudir a un médico para una revisión general y dar seguimiento constante a tu estado de salud.

Síntomas comunes de desequilibrios en la tiroides

  1. Nerviosismo y temblor: estos síntomas, junto con la agitación, pueden indicar un exceso de función de la glándula tiroides (hipertiroidismo).
  2. Confusión mental y problemas de concentración: el funcionamiento mental puede verse afectado tanto en el hipertiroidismo (niveles elevados de hormona tiroidea) como en el hipotiroidismo (niveles demasiado bajos de hormonas tiroideas).
  3. Depresión o ansiedad: un estado de ánimo deprimido o ansioso puede estar relacionado con hipotiroidismo e hipertiroidismo. Algunas personas pueden experimentar problemas para dormir, irritabilidad y fatiga.
  4. Cambios menstruales: el hipotiroidismo a veces se asocia con un sangrado menstrual excesivo o prolongado, mientras que el hipertiroidismo se puede caracterizar por un flujo menstrual escaso o reducido.
  5. Sensación de hinchazón: la retención de líquidos a menudo es síntoma de una glándula tiroides poco activa.
  6. Latidos cardíacos acelerados: un aumento del ritmo cardíaco (taquicardia) y palpitaciones pueden ser síntomas de hipertiroidismo.
  7. Dolores y molestias: los dolores musculares o articulares pueden acompañar diferentes tipos de problemas de tiroides.
  8. Aumento de peso: una cantidad modesta de aumento de peso a menudo acompaña condiciones de actividad irregular en la glándula tiroides.
  9. Niveles altos de colesterol: un aumento en los niveles de colesterol en la sangre puede ocurrir en personas con hipotiroidismo.
  10. Intolerancia al calor: las personas con una glándula tiroides hiperactiva a menudo se quejan de las temperaturas altas.
  11. Sensación de frío: al contrario del caso anterior, una tiroides que no funciona bien puede hacer que las personas sientan frío constantemente.
  12. Hinchazón en el cuello o bocio: una apariencia irregular que sobresale del cuello puede ser una señal de advertencia clara de que algo no anda bien con la tiroides. Un bocio puede ocurrir con hipotiroidismo o hipertiroidismo, cáncer de tiroides o nódulos.
  13. Caída del cabello: Tanto el hipertiroidismo como el hipotiroidismo pueden ocasionar pérdida del cabello debido al desorden hormonal. Sin embargo, en la mayoría de las veces, el cabello vuelve a crecer después del tratamiento.

Las enfermedades de la tiroides pueden manifestarse también mediante problemas de piel seca, estreñimiento, diarrea y otros síntomas muy similares a la menopausia. El hipotiroidismo que no es tratado a tiempo puede elevar los niveles de colesterol y aumentar la probabilidad de sufrir un accidente cerebrovascular o un ataque al corazón, mientras que el hipertiroidismo no tratado puede causar problemas cardíacos graves y huesos frágiles.

La mejor herramienta sigue siendo la prevención con chequeos médicos regulares. Solo de esta forma es posible salir de la duda y tomar las medidas necesarias para cuidar nuestra salud.

Related Articles

Deja un comentario