Inicio Pareja y sexualidad ¿Se pueden tener hijos si mi pareja tiene VIH?

¿Se pueden tener hijos si mi pareja tiene VIH?

Por Phrònesis
¿Se pueden tener hijos si mi pareja tiene VIH?

Según ONUSIDA las personas contagiadas de VIH y que reciben tratamiento antirretrovírico pueden llevar una vida en condiciones normales, como cualquier persona sana. Pero, esa condición estable de salud, ¿alcanza para que puedan formar una familia?, ¿Puede una mujer con VIH quedar embarazada y tener un hijo sano? ¿Puede un hombre seropositivo, engendrar un hijo sano sin contagiar a su pareja? Estas son interrogantes que responderemos a continuación.

Gracias a los avances científicos y a la farmacopedia desarrollada para esta enfermedad, las personas seropositivas tienen en la actualidad más y mejores perspectivas de calidad de vida que hace 30 años, por lo que hoy en día es perfectamente posible que una pareja HIV discordante (pareja en la que uno de sus miembros es portador del virus y el otro no) o una mujer seropositiva se plantee tener un hijo.

Esta evolución favorable de las condiciones de la enfermedad, aunado a que el virus no es hereditario, permite que una mujer aún siendo VIH positivo pueda traer al mundo un bebé sano, con un protocolo de atención con antirretrovirales y siendo asistida adecuadamente en un parto por cesárea para evitar el contacto del bebé con los fluidos vaginales y la sangre, que son los portadores del virus.

Cuando es el hombre el portador de la enfermedad, existe la opción de recurrir a la reproducción asistida; Se aíslan los espermatozoides sanos del líquido seminal. Este procedimiento recibe el nombre de “lavado del semen o semen preparado”; y aunque existen pocos centros a nivel mundial que ofrezcan esta técnica, ciudades como Barcelona, Madrid y Milán se consideran a la vanguardia en esta área.

Si bien para aquellas parejas VIH positiva, que deseen tener un hijo por vía asistida, la posibilidad de que éste sea sano son casi totales, como lo señala el Dr. Justo Aznar del Observatorio de Bioética del Instituto de Ciencias de la vida, para las parejas en la misma condición pero cuya opción es la reproducción sexual natural, la posibilidad de que el hijo sea 100% sano aun no está bien determinada.

En ese sentido, la información y orientación a la pareja, tanto para la reproducción asistida como para la reproducción sexual natural, es fundamental. Se requieren evaluar y poner en la balanza los elementos éticos y morales que esta situación amerita y la pareja debe hacerlo asistida por una correcta orientación por parte del personal de salud.

Condiciones previas para un embarazo con el menor riesgo.

En las circunstancias en las que uno de los miembros de la pareja es seropositivo, se requiere cumplir con las siguientes condiciones:

  • Que la pareja presente el mejor estado de salud posible, esto supone que no hayan padecido recientemente alguna enfermedad asociada al VIH o a otra.
  • Que dispongan de la información completa y adecuada, incluyendo los posibles riesgos de contagio para el hijo o para el miembro sano de la pareja.
  • Seguir el protocolo de asistencia diseñado por especialistas, tanto para el embarazo como para el momento del parto.

Para una pareja, vivir con esta enfermedad en el siglo XXI no debería representar una limitación, tampoco para tener descendencia y formar una familia. Solo se trata de tomar decisiones bajo la debida orientación.

Related Articles

Deja un comentario