fbpx
Inicio Familia ¿Qué incluye una alimentación sana para niños?

¿Qué incluye una alimentación sana para niños?

Por Phrònesis
alimentacion-sana-para-niños

Siempre se ha dicho que los niños deben contar con una alimentación sana, balanceada, que genere una vida saludable y evite los riesgos de vivir con enfermedades que deterioran su calidad de vida adulta, como la obesidad y la diabetes. Por lo tanto, es importante que en el hogar la familia conserve una alimentación balanceada que garantice la ingesta de vitaminas, minerales y proteínas que contribuyan a la salud de todos.

Ahora bien, aunque todas las personas necesitan ingerir nutrientes (vitaminas, minerales, carbohidratos, proteínas y grasas), los niños requieren satisfacer cantidades distintas y específicas según la edad. Para quienes se preguntan cuál es la fórmula alimenticia ideal para promover el crecimiento y el desarrollo de los hijos, la respuesta es breve: equilibrio en los nutrientes elementales.

Buscando el equilibrio

Si nos guiamos por las pautas alimentarias del sistema de salud estadounidense, la tarea se simplifica. Grosso modo, los padres deben tener en cuenta los siguientes alimentos ricos en nutrientes a la hora de estructurar la dieta de sus hijos:

  • Proteína. Elegir mariscos, carne magra de res y aves, huevos, frijoles, guisantes (arvejas, chícharos), productos de soja, frutos secos y semillas sin sal.
  • Frutas. Impulsar a los niños a comer diversas frutas frescas, enlatadas, congeladas o deshidratadas en lugar de bebidas azucaradas. Si los pequeños beben jugo, asegúrese de que sea puro y sin azúcares agregados; además, es conveniente limitar la cantidad que beben. Tener en cuenta que un cuarto de taza de frutas deshidratadas equivale a una taza de frutas frescas; cuando se consumen en exceso, las frutas deshidratadas pueden aportar calorías de más.
  • Vegetales. Es importante consumir una variedad de vegetales frescos, congelados o deshidratados. Debe colocarse como objetivo proporcionar todas las semanas una variedad que puede estar guiada por colores (verde oscuro, rojo y naranja). Incluir frijoles y guisantes (arvejas, chícharos), vegetales ricos en almidón y similares. Cuando se escojan vegetales enlatados o congelados, buscar las opciones con menor contenido de sodio.
  • Granos. Elegir cereales integrales, como pan de trigo integral, avena, palomitas de maíz, quinua o arroz integral/silvestre. Limitar el consumo de cereales refinados, como pan blanco, pastas y arroz.
  • Lácteos. Hay que motivar a los niños a beber y comer productos lácteos sin grasa o con bajo contenido de grasa, como leche, yogur, queso o bebidas fortificadas con soja.

La clave está en saber elegir

En cuanto a los alimentos que deben evitarse, tenemos los enlatados y las grasas saturadas de la comida rápida. Aun así, diversos estudios científicos señalan que los niños corren cada día mayor riesgo de no contar con una alimentación saludable por la vida acelerada de sus padres, la presión mediática (que promueve los dulces y la comida chatarra), entre otras razones características del agitado mundo moderno. Para combatir esto, expertos en nutrición de la Escuela de Salud Pública THard de Harvard crearon Kid’s Healthy Eating Plate, basado en la mejor ciencia disponible para mejorar la guía visual proporcionada por el ícono MiPlato del Departamento de Agricultura de Estados Unidos. Kid’s Plate refleja los mismos mensajes importantes que Healthy Plate, con un enfoque principal en la calidad de la dieta, pero está diseñado para facilitar la enseñanza de conductas alimentarias saludables para los niños.

Esta guía propone una variedad de alimentos que a la vez impiden que los niños se aburran de comer siempre lo mismo, o que se sientan obligados a consumir alimentos que no les gustan. También es la clave para una dieta saludable y balanceada porque cada alimento tiene una mezcla única de nutrientes, tanto macros (carbohidratos, proteínas y grasas) como micros (vitaminas y minerales).

En definitiva, cuidar nuestra salud y la de nuestros niños depende de aprender a organizar los alimentos según su contenido nutricional, sin olvidar que todos poseemos un sistema digestivo único y particular.

En el proceso de los alimentos que se digieren, pueden presentarse reacciones por alergias o rechazo a ciertos ingredientes. No olvidemos tener presente el historial médico de nuestros niños para elegir correctamente los alimentos que consumen.

Related Articles

Deja un comentario

¿Es posible ser fiel? Cómo afrontar la infidelidad en la relación de pareja - Walter Riso

La conferencia inicia en:

-
x