fbpx
Inicio Pareja y sexualidad ¿Por qué somos celosos y cómo controlar los celos?

¿Por qué somos celosos y cómo controlar los celos?

Por Phrònesis

A nivel psicológico, los celos son un sentimiento que demuestra miedo e inseguridad de perder a la persona que se ama; hasta cierto punto los celos pueden ser una muestra de amor hacia el ser querido, el sentirlos en algunas ocasiones puede ser como un halago hacia la otra persona, pero cuando se tornan enfermizos las relaciones empiezan a padecer momentos poco gratos y en muchos casos a romperse.

 

Científicos de la Universidad de Pisa realizaron un estudio donde se analizaron pacientes que padecían enfermedades como esquizofrenia, mal de Parkinson y alcoholismo y descubrieron que estas enfermedades pueden ser padecidas a raíz de celos agresivos, ya que éstos alteran una región del cerebro donde suceden procesos cognitivos y afectivos.

 

El portal de Nuevo Ojo, contribuye con otro estudio, donde al analizar a una persona que experimenta un trance de celos, deduce que éste puede ser también llamado síndrome de Otelo, o cuadro de delirio celotípico, que es donde los celos los llevan a experimentar conductas agresivas, cometer acoso, asesinato o suicidio de ellos mismos.

 

Los celos pueden pasar de ser un sentimiento natural a una enfermedad, esto último lo podríamos determinar si notamos que dedicamos un aproximado del 30% de nuestro tiempo a pensar en sí nos están engañando; es en este caso en el que se debe buscar ayuda, para no llegar a padecer de celos enfermizos. En Phrónesis te presentamos algunas características que suelen permitir que los celos empiecen a manifestarse:

  1. Falta de confianza en sí mismo: Las personas inseguras son las que más sufren de este mal, suelen sentirse inferiores a la pareja y no merecedoras de estar con ella, lo que es un factor que empieza a propiciar celos, que posiblemente no tengan ninguna justificación.
  2. Malas experiencias: Quienes en alguna ocasión han sido engañadas o traicionadas, suelen vivir predispuestas o a la defensiva, con el temor de volver a vivir lo mismo, estos comportamientos ocasionan que su personalidad cambie y se vuelvan celosas e inseguras.
  3. El apego: Los celos son una manifestación al miedo de perder a esa figura de apego que nos da “seguridad”.
  4. Las comparaciones: Al compararnos constantemente con los demás nos damos cuenta que existen personas que son mejores que nosotros, por lo que aparece el miedo a que nuestra pareja nos deje por quien creemos superior a nosotros.

 

Sin duda todos los seres humanos, desde la niñez, experimentamos este sentimiento de celos: de niños pueden ser celos cuando llega un nuevo bebé a casa y, conforme pasa el tiempo, se van manifestando de distintas formas, pero algo importante que se debe saber es controlar este sentimiento y no permitir que destruya ni tu vida, ni la de alguien más. Algunos tips para aprender a controlarlos son:

 

  1. Identifica tus emociones. Los celos son una combinación de ira y miedo, pero es importante analizar correctamente por qué se están presentando, qué es lo que causó este sentimiento; un buen ejercicio es analizar a alguna otra persona que también manifieste una situación idéntica, esto te ayudará a ver su reacción y los efectos que causa y cuando te llegue a pasar, sabrás que conservar la calma es una buena arma para no explotar.
  2. No hagas escenas de celos sin motivo. Si acosas a tu pareja en todo momento con cuestionamientos absurdos seguro terminará por huir, es importante saber cuándo es momento para propiciar alguna plática, no discusión, habla acerca de lo que sientes y podrás notar que tal vez tus motivos de celos sean solamente imaginación.
  3. No culpes a otros. Es importante ser responsable de tus actos, no pueden existir terceros culpables para evadir tus culpas; acepta si te equivocaste, pide disculpas y trata de no volver a caer en el mismo error.
  4. Confía en ti. Es importante que tu mundo no gire alrededor de una sola persona porque sin duda estarás en graves problemas, si tienes una pareja, deja claro que es sólo tu pareja y cada uno tiene una vida y un espacio que respetar, realiza actividades que fomenten más la confianza en ti, no te compares con nadie, tú eres único y puedes trabajar en las cosas que sabes que no te hacen bien, para ser mejor.

 

Los celos pueden llegar a ser una tortura, en cualquier relación y para la vida en sí, por tal razón es importante aprender a manejar las emociones y descubrir realmente si son celos fundamentados o sólo son creación de historias en la imaginación; siempre será bueno meditar 5 minutos antes de tomar decisiones de las cuales te puedes arrepentir después.

 

¿Eres de los que piensa y siente que no puede vivir sin su pareja, que tu vida sin ella no tiene sentido, que tu felicidad solo depende de tu pareja y que tu vida sólo puede girar en torno a ella? ¡Cuidado! Depender de la persona que se ama no solo arruina relaciones, también es una manera de enterrarse en vida, un acto de automutilación psicológica donde el amor propio, el autorrespeto, la dignidad, los principios y la esencia de uno mismo son ofrendados y regalados irracional-mente. Te recomendamos la lectura de una de nuestras publicaciones: la “Guía práctica para vencer la dependencia emocional“, escrita por el aclamado psicólogo Walter Riso. En ella encontrarás 13 pasos que te liberarán y enseñarán a amar con independencia y libertad.

 

Por Editorial Phronesis, para elartedesabervivir.com

Related Articles

Deja un comentario

El divorcio sí es asunto de niños. Conferencia virtual por Lic. Marcela Monte

Estamos a pocos días de la conferencia....

-
x