fbpx
Inicio Superación Mil veces me fallé, pero hoy por fin me perdoné

Mil veces me fallé, pero hoy por fin me perdoné

Por Phrònesis
Ya te equivocaste para no volver a cometer el mismo error

Miro de reojo el pasado sin poder evitar recordar los momentos que pase, las heridas, las decisiones equivocadas, las caídas.

Sé  que confié en palabras falsas, en promesas que no tenían la intención de ser cumplidas, deje que jugaran con mis ilusiones, que rompieran en pedazos mis pasiones, creí en mentiras y contradicciones.

Me equivoque cuando entregue mi amor a quien no lo supo cuidar, fallé más de una vez cuando mis besos le entregue a quien no me sabía querer, fallé al creer que podía cambiar la perspectiva de alguien más, su manera de amar, pero sobre todo, me fallé a mí misma por sobreponer a los demás antes que a mí, fallé también cuando perdoné a quien no lo merecía, y cuando me desquité con el que menos debía.

Hoy es momento justo para perdonar, para volver a empezar, para dejar el pasado atrás y caminar de frente, con la cara en alto; el momento justo para volver a reír, para volver a soñar, el momento exacto para recordar cómo se siente la felicidad.

Fallé mil veces, lo sé, pero hoy puedo comprender que es de humanos errar, que esto nos enseñará el valor para cambiar, para aprender, para valorar. Es normal caer, el error está en acostumbrarse al suelo, aferrarse a él por miedo a levantarse, por miedo a volver a caer. Fui así como me levanté del suelo, sacudí mis rodillas y camine de nuevo; amé sentir el viento en mi cara, mis pasos firmes al andar, sin miedo, sin rencores, sin complejos.

Me perdoné, por fin me perdoné, volví a creer en mi capacidad para volar, para alcanzar mis metas, para seguir mis sueños, para reír sin miedo. Entendí que cada nuevo día es una oportunidad distinta para intentarlo de nuevo, para empezar de cero. Aprendí a basar mi confianza en mis ganas de vivir, y no en mi angustia por fallar de nuevo, aprendí que ningún camino está trazado con tinta indeleble, que solo yo puedo cambiar la ruta, de trazar alguna que me acerque un poquito más a mis sueños.
Me fallé, pero me perdono… y estoy ansiosa por comenzar de nuevo.

Fuente: www.sermejorpersona.com

Related Articles

Deja un comentario

¿Es posible ser fiel? Cómo afrontar la infidelidad en la relación de pareja - Walter Riso

Cerramos 2.ª preventa con -30% dto. en:...

-
x