fbpx
Inicio ColumnasEl arte y la virtud del cuidado Generación sándwich: madres cuidadoras de sus hijos y sus padres enfermos

Generación sándwich: madres cuidadoras de sus hijos y sus padres enfermos

Por Dra. Nancy Castrillón
Generación sándwich: madres cuidadoras de sus hijos y sus padres enfermos

Si usted es mujer, cuida a sus hijos y también a sus padres que envejecen, o que sufren alguna enfermedad, pertenece a la Generación SándwichEste término fue creado en el año 1981 por la trabajadora social Dorothy Miller. En un principio estaba referido a aquellas mujeres entre los 30 y 40 años que equilibraban los actos exigentes y delicados de cuidar de sus hijos en proceso de crecimiento y sus padres ancianos y enfermos.  Posteriormente, la periodista Carol Abaya continuó estudiando y ampliando dicho concepto. Planteó 3 escenarios distintos para enmarcar a la generación sándwich:

  1. Sándwich tradicional: responsables de los padres mayores que necesitan cuidado y/o ayuda y sus propios hijos.
  2. Club sándwich: tienen de 50 a 60 años de edad, son responsables de sus padres ancianos, hijos y nietos adultos. Aquí también, se encuentran las madres que tienen entre 30 y 40 años, con niños pequeños, padres ancianos y abuelos.
  3. Sándwich abierto: cualquier persona involucrada en el cuidado de personas mayores.

Problemas de la generación de sandwich

Solo hacerse responsable del cuidado de los hijos o de los padres conlleva altos niveles de estrés y agotamiento para las madres, pero hacerse cargo de ambos a la vez parece imposible. Sin embargo, es una tarea que actualmente llevan a cabo muchísimas personas a nivel mundial, principalmente las mujeres; las cuales se ven obligadas a decidir entre su propio bienestar y el de los otros, ya sea porque sienten una obligación moral de cuidar o porque se sienten obligadas, por el mismo sistema familiar, a hacerse cargo del cuidado de su familiar enfermo.

El cuidado de los hijos y del familiar enfermo limita la vida de las madres cuidadoras y el cuidado de sí mismas, ya que la responsabilidad de cuidar es una carga bastante grande; hasta el punto que en el día no tienen el tiempo suficiente para poder cumplir con tantas responsabilidades. Así que, no es de extrañar que las madres que conforman la generación sandwich presenten:

  • Altos niveles de estrés: este estrés afecta negativamente sus relaciones con el cónyuge, los hijos y familiares, y también su propia salud, bienestar y cuidado.
  • Dificultades económicas: debido a que tienen que reducir sus horas de trabajo, y en la mayoría de los casos, les toca renunciar a su vida laboral para poder dedicarse a cuidar.
  • Altos índices de depresión: no solo por los niveles de estrés que conlleva tanta responsabilidad, sino también porque a la gran mayoría les ha tocado renunciar a sus propios sueños, al cuidado de sí mismas, y a atender sus propias necesidades para poder dedicarse a cuidar de los otros.

Para los cuidadores en general, es importantísimo aprender a lidiar con el estrés. Pero para las mujeres cuidadoras, el autocuidado es una tarea de obligado cumplimiento, ya que hay que aceptar como dato realista que quien cuida necesita cuidarse y también necesita ser cuidado. Por esto, a continuación menciono algunas técnicas que les pueden ayudar a las madres cuidadoras a manejar el estrés, prevenir problemas de salud y mantener a raya la depresión.

1. No descuide su cuidado personal

Es así de simple: “Si usted no se cuida no podrá cuidar adecuadamente de los demás”. A lo mejor dirá: ¿pero con qué tiempo? Y tiene razón, pero es necesario que dedique un espacio para usted. Primero que todo tenga presente que el cuidado personal se presenta de muchas formas, las cuales incluyen hacer ejercicio de forma regular, tener una alimentación sana y equilibrada, dormir bien, acudir regularmente al médico y mantener unas buenas relaciones sociales y familiares.

2. Pida ayuda

Es de obligado cumplimiento pedir ayuda siempre, no solo a los miembros de la familia, sino también a instituciones, organizaciones o amigos. Delegue y no asuma usted sola toda la responsabilidad del cuidado. Por ejemplo, si sus hijos ya no están en edad preescolar, puede involucrarlos en diversas tareas de la casa, y a medida que crezcan aumente el nivel de tareas y responsabilidades. También involucre a otros miembros de la familia, como a su esposo, en el cuidado de los hijos y las responsabilidades del hogar,  o a sus hermanos, en el cuidado de sus padres.

3. Defina prioridades

No pretenda hacer todo en el mismo día. Para esto puede ayudarse haciendo una lista de todas las cosas que cree que deben hacerse. Luego, organícelas por nivel de importancia y vaya haciéndolas según este orden, y hágalo así con cada día.  Recuerde que solo es un ser humano y que el día tiene 24 horas; por más esfuerzos que haga esto no cambiará.

4. Sea egoísta sin culpas ni remordimientos y permítase un espacio de disfrute

Las madres a menudo anteponen primero las necesidades de su familia y descuidan las propias. Sin embargo, es fundamental que con regularidad deje un espacio de tiempo para usted.  De hecho, ¡es necesario! Así que dese permiso para hacer al menos una cosa al día que le cause alegría y disfrute. No importa cuán agitada sea su vida, dese un placer, por pequeño e insignificante que le parezca. No solo porque se lo merece, sino también porque le ayudará a cargarse de energía física y mental para continuar con sus tareas de cuidadora.

5. Disfrute del momento presente

Ponga las cosas en perspectiva y abra un espacio de tiempo para lo que realmente es importante. Esto lo puede hacer tomando conciencia del momento presente e intentando disfrutar de cada día con lo que traiga. Al fin y al cabo el futuro no se puede controlar, y por más difícil que parezca, esta sola técnica le puede ayudar a aliviar el estrés. Recuerde que al fin y al cabo este día también pasará.

 

Por: Nancy Castrillón
Licenciada en Psicología / Universidad de San Buenaventura, Medellín – Colombia
Máster en Neurorehabilitación / Universidad Autónoma de Barcelona
Máster en Humanidades /Universidad de Barcelona
Máster en Cronicidad y Dependencia  /Universidad Pompeu y Fabra
Contacto: mnancycastrillon@gmail.com
www.nancycastrillon.com
Facebook: www.facebook.com/pages/Nancy-Castrillón

Related Articles

Deja un comentario