fbpx
Inicio ColumnasNeuromanagement aplicativo-El cerebro inteligente Los mitos sobre el cerebro – ¿Es nuestro cerebro un computador?

Los mitos sobre el cerebro – ¿Es nuestro cerebro un computador?

Por Dr. Rodrigo Isaza Bermúdez
Los mitos sobre el cerebro - ¿Es nuestro cerebro un computador?

Para el lego, el concepto del cerebro como una máquina que maneja datos a manera de un ordenador, seduce de manera simplista a muchas personas profesionales. Sobre todo en el campo empresarial en donde se mueve el Neuromanagement, el Neuromarketing y la programación Neuro-lingüística.

El cerebro maneja perfiles de computación, memoria de muchas características, estrategias probabilísticas que le permiten adelantarse en el futuro a actividades de certeza y toma de decisiones. Consume solamente la energía de una bombilla de 60 Watts, y no se cansa como creen algunos.

Nuestro cerebro al igual que un ordenador maneja muy pocos periféricos; en el computador, el teclado, pantalla, cámara, micrófono, impresora, teléfono, fax y otros más hacen versátil al aparato electrónico; mientras que toda la información que tenemos en nuestro cerebro, se almacena en pequeños trozos de material genético llamados genes, con una gran capacidad de bodegaje y de velocidad de procesamiento, los órganos de los sentidos, le comunican al cerebro, encerrado en nuestro cráneo la información pertinente.

La memoria merece una mención aparte porque se genera mediante modificación físicas de las células nerviosas—neuronas, y cuenta con una serie de mecanismos de recuperación de lo almacenado con unas características especiales y apasionantes.

¿Por qué no se cansa el cerebro?

Un computador puede recalentarse y bloquearse, pero el cerebro usa energía electro-química, de reutilización de combustible energético, solamente cuando falta oxígeno y azúcar—glucosa, el cerebro no funciona. Nos cansamos de los músculos oculares cuando leemos, no se nos cansa el nervio óptico, al igual que los músculos del cuello y de la cabeza, pero no existe el cansancio cerebral, como dicen algunos galenos cuando llega una persona con estrés o agotamiento de mucha actividad mental. La molécula de fósforo—ATP es la base de la energía y luego de usarse se descompone y se puede volver a armar.

El cerebro tiene conexiones iguales que un computador o eso nos han enseñado, ¿es eso cierto?

El concepto de redes neuronales es una concepción que ha quedado atrás, a pesar de que se pueden establecer comunicaciones semejantes, el cerebro tiene mecanismos de retroalimentación de la información, se adapta mediante lo que se conoce como plasticidad cerebral, haciendo un mejoramiento cada vez que la información es valiosa y útil. Los computadores pueden corregir errores, y aprender de los mismos, pero el cerebro se puede devolver en el error para obtener ventajas, al igual que en una estrategia deportiva. Las posibilidades de adaptación son casi infinitas por el número de conexiones que posee nuestro cerebro.

¿Qué otras diferencias notables existen entre un ordenador y nuestro cerebro?

Un futuro prometedor en el conocimiento del cerebro es la ciencia de la conectómica, la que estudia la variabilidad de las conexiones de todas las fibras nerviosas de nuestro sistema nervioso y que permite estudiar las vías de información de todos nuestros sentidos.

Un micrófono, una impresora, una cámara, tienen programas individuales y complementarios, pero el cerebro tiene la posibilidad de transformar los órganos de los sentidos. Podemos leer lo que se nos escribe en la piel, y mediante aprendizajes se puede oír la información táctil de la piel. El cerebro transforma esos impulsos de sensibilidad de la piel en conexiones cerebrales de áreas de la audición y un sordo puede oír al percibir el rebote de las ondas sonoras en la piel de tórax y espalda.

Pero el cerebro tiene sectores de información como un computador, ¿ese no el concepto del cerebro triuno?

La recursividad de hablar del cerebro como un fogón de tres parrillas, en lo que propuso en su tiempo Paul McLean, fue un esquema simplista del cerebro. Con lo que hemos aprendido acerca del cerebro después de la década (1.990-2.000), nuestro sistema nervioso como lo conocimos no es el mismo. Se almacena información en todo el cerebro, la comunicación ya no es directa de neurona a neurona, toti-potencialidad de las células madres y el desarrollo de células nerviosas en el laboratorio, que se comunican y desarrollan como si cada una formara un sinnúmero de cerebros más pequeños con controles de autonomía y consolidación de la información.

El Neuromanagement-Aplicativo aflora para fortalecer el conocimiento aplicado a todas las ciencias del desarrollo humano.

¿Tenemos programas en nuestro cerebro?

De hecho, cada aprendizaje es un programa, lo que hace la genética es permitir que el software o programa funcione porque la herencia fabrica la maquinaria necesaria para ponerlo a funcionar. Un artista en potencia que nunca ha desarrollado la habilidad de pintar, por ejemplo, puede tener el hardware sin usar, y de un momento a otro pintar y desarrollar todo el potencial que puede desempeñar.

Las habilidades, por ejemplo, se construyen por aprendizajes escalonados, y cuando se aprenden, se condensan en un área cerebral de menor tamaño y de mayor eficiencia en la realización del desempeño.

Por. Rodrigo Isaza Bermúdez. Neurólogo clínico.

Lecturas recomendadas
  1. The triune brain in antiquity: Plato, Aristotle, Erasistratus.Smith CU. J Hist Neurosci. 2010 Jan 15;19(1):1-14.
  1. Man’s triune conscious mind: Part III.Aurell CG.Percept Mot Skills. 1995 oct;81(2):463-6
  1. Human brain atlasing: past, present and future.Nowinski WL.Neuroradiol J. 2017 Dec;30(6):504-519

Related Articles

Deja un comentario