fbpx
Inicio Superación Los 5 minutos que cambiaron mi vida y ahora soy feliz

Los 5 minutos que cambiaron mi vida y ahora soy feliz

Por Phrònesis

¿Cómo dejar de enfurecerse y aprender a escuchar a los demás?

Cualquiera de nosotros al menos una vez en la vida ha tenido alguna discusión. En estos momentos las emociones nos ganan y se nos hace difícil controlarlas.

Pero quizás, ¿habrá que darles a los demás por lo menos una pequeña oportunidad de ser escuchados? intentamos este sencillo método y podríamos asegurar que tan sólo 5 minutos pueden cambiar tus relaciones con la gente que te rodea.

Antes yo era irascible. Creía que mi opinión era más importante que la de los demás y no pensaba que tenía algún problema al respecto. Cada vez que alguien decía algo con lo que yo no estaba de acuerdo, intentaba imponer mi punto de vista. Entre más rápido reaccionas, menos piensas -así sucede frecuentemente pero no siempre-.

En 2007 participé con un informe en una conferencia de innovación empresarial en el Estado de Rhose Island. Richard Saul Wurman, el famoso diseñador gráfico y el fundador de las lecciones TED, después de mi discurso se me acercó para hablar. Fue muy halagador y agradable.

¿Qué crees que fue lo que hice? Francamente me comporté como un ignorante completo: cuando escuchaba el discurso de Wurman, apunté aquellos detalles con los cuales no estaba de acuerdo. Y cuando tuve la oportunidad de hablar con él a solas, empecé a rechazar sus ideas y demostrar mi punto de vista.

Su respuesta me cambió la vida. Sólo dijo: "Mira, chico, espera 5 minutos". Le pregunté a qué se refería. Richard me explicó que es genial tener tu propia opinión sobre ciertos temas pero hay que darle un poco de tiempo a las ideas ajenas antes de empezar a discutir. 5 minutos para reflexionar y no reaccionar instantáneamente. Y tenía toda la razón. Me involucraba en discusiones sólo para demostrar algo, no para conocer algo nuevo.

Era un punto muy importante.

Richard lo había pensado a lo largo de toda su carrera y le dedicó casi 30 años. Y yo cobré la conciencia en tan sólo un par de minutos. Claro, puedes estar equivocado pero es mejor pensar dos veces antes de demostrar la confianza en tu rectitud.

Al expresar nuestro desacuerdo demostramos como si lo supiéramos y entendiéramos todo desde hace tiempo, pero al hacer las preguntas demostramos que realmente queremos saber algo. Haz más preguntas.

Aprender cómo pensar primero y luego tomar alguna acción no es tan simple. Y todavía de vez en cuando me ofusco cuando no debería hacerlo. Pero, créeme, es realmente útil y mejora la vida.

En el mundo existen dos cosas que no necesitan ninguna habilidad:

  1. Gastar el dinero de otras personas.
  2. Rechazar las ideas.

Rechazar una idea es fácil, no requiere mucho esfuerzo. Puedes burlarte de ella. Puedes simplemente ignorarla, es lo más fácil. Difícil es defender una idea, pensar en ella, estudiar, no dormir por la noche para poder realizarla. Incluso una idea mala puede convertirse en una buena si tiene una oportunidad de ser realizada.

Así que la próxima vez que escuches acerca de alguna idea de otra persona, dale 5 minutos. Piensa un poco sobre esa idea antes de criticarla o antes de decir que es demasiado complicada. Probablemente sí lo es, pero tal vez realmente vale la pena.

Fuente: genial.guru.com 

Related Articles

Deja un comentario

”No existo por ti, sino contigo” - Water Riso

Últimas horas con -30% dto.

-
x