fbpx
Inicio Pareja y sexualidad El lenguaje del amor: ¿cómo podemos expresar amor sin palabras?

El lenguaje del amor: ¿cómo podemos expresar amor sin palabras?

Por Phrònesis
el-lenguaje-del-amor-como-podemos-expresar-amor-sin-palabras

Existe en el amor y en la persona que lo profesa un lenguaje que va más allá de las palabras. Se trata del lenguaje del amor, una forma de comunicarse que solo conocen las personas que se han enamorado realmente. Es muy común expresar nuestro amor con palabras como “te quiero” y “te amo”, no obstante, para el verdadero amor esto es muy poco. Las palabras se quedan cortas para enunciar el significado profundo y trascendental que tiene el amor. ¿Cómo podemos expresar ese sentimiento sin palabras? Existen diversas maneras de hacerlo para el enamoramiento y amor, entre ellas el lenguaje corporal, no verbal y las acciones que demuestren que amamos a alguien sin necesidad de decirlo textualmente. Y si la persona que ama no las conoce, pues se las inventa. En este post te contamos todo acerca del lenguaje del amor ¡Reconócelo en ti, en tu pareja y dale el valor que merece!

¿Podemos demostrar lo que sentimos sin usar una palabra?

La respuesta es sí, definitivamente; incluso, los gestos concretos dicen más que mil palabras. En nuestro diario vivir y compartir con la pareja alimentamos el amor de distintas formas. No basta con decir cuánto amamos a una persona, lo más importante es demostrarle ese amor a través de actitudes, comportamientos, acciones y maneras de proceder, que deberán dar a conocer en todo momento el respeto, consideración y adoración que se siente por el otro. Esta, sin lugar a duda, es la forma más sublime de demostrar de manera directa y veraz todo lo que amamos.

Cada persona ama de un modo diferente, así como nuestra manera de manejarnos en la vida es particular. No es de extrañar, entonces, que a la hora de expresar los sentimientos lo hagamos algo personal e individual: cada quien demuestra su amor de la forma en que lo considera mejor y correcto. Muchos se dejan llevar por los sentimientos dejando aflorar las emociones sin miedo, esto pareciera ser el común denominador en el lenguaje del amor.

¿Cómo podemos expresar amor sin palabras?

Existen muchas formas de darnos cuenta cuando de verdad somos amados y amamos. Nuestras actitudes y la de la pareja lo dicen todo; ciertos gestos, acciones y decisiones pueden determinar si lo que sentimos es verdadero amor. Por lo general, se trata de pequeños detalles que hacemos sin darnos cuenta, o que nuestra pareja nos brinda y muchas veces dejamos pasar desapercibidos. Aquí te contamos sobre las diferentes maneras que tiene el lenguaje del amor para hacerse presente. ¡Presta mucha atención!

Dedicar nuestro tiempo indica que amamos realmente

Decir un te amo y no regalar tiempo de calidad a la persona que amamos es una contradicción, el amor se demuestra con atención. Brindar parte de nuestro tiempo a quien amamos es la forma más sencilla de decirle “te amo y quiero estar contigo”. Como bien sabemos, el tiempo es oro, por eso, al regalar nuestro tiempo estamos dando uno de nuestros tesoros más preciados.

Servir con amor

Cuando decimos que una acción vale más que mil palabras estamos afirmando que lo que hacemos dice todo sobre nosotros: las acciones de servicio son parte del lenguaje del amor. Compartir las labores de la casa, despertar a tu pareja con un beso, apoyarla en sus problemas, acompañarla en los momentos difíciles, compartir la alegría de los momentos juntos, etc. Todo esto y más es el noble acto de servir por amor. Debemos valorar lo que nuestra pareja hace por nosotros sin que tengamos que pedírselo, se trata de cosas muy simples y sencillas, pero que en el fondo representan mucho.

El contacto físico es fundamental en el lenguaje del amor

Una caricia demuestra amor, ternura, compasión y belleza en un solo gesto. Los abrazos y besos son comunes en una relación, de igual forma el sexo. Sin embargo, es necesario hacerlo con consciencia y en el momento oportuno, recordemos que se trata de una forma de comunicación tan antigua como la palabra. Las emociones y sentimientos viajan a través del contacto físico; el simple hecho de tomar de la mano a tu pareja, le indica que la cuidas, acompañas y quieres. Para los que no les gustan mucho las palabras este es su lenguaje predilecto para demostrar lo que sienten.

Los obsequios también son demostraciones de amor

Con esto no queremos decir que debas comprarle a tu pareja regalos costosos y lujosos. En este caso, lo material simplemente es simbólico, cualquier detalle cuenta. Lo realmente importante es la intención con la que lo damos; por más pequeño e insignificante que parezca un regalo siempre será bienvenido si se da con el corazón. No es un secreto que desde siempre las personas se sienten bien con los obsequios, al recibirlos nos sentimos amados, reconocidos e importantes. Es una forma clara de decirle al otro: “Me importas y te recuerdo siempre”.

Ten en cuenta…

Cuando hacemos uso de las diferentes herramientas de comunicación que nos brinda el lenguaje del amor debemos hacerlo conscientemente. Vale la pena preguntarnos ¿cómo me gusta recibir amor y que me lo demuestren? ¿De qué forma expreso afecto a mi pareja? Al tener esto claro, podremos ser asertivos a la hora de expresar amor sin palabras.

En el momento en que hemos identificado nuestra forma de comunicarnos en el lenguaje del amor, debemos compartirla, es decir, exponer nuestros sentimientos a la pareja de la forma en que nos guste hacerlo. Es importante recordar que no debemos dar por sentado que las cosas son obvias y que nuestra pareja sabe que la amamos mucho.

Cada persona tiene una forma de ser y para muchos el lenguaje del amor resulta difícil.  En consecuencia, si somos de los que les cuesta expresar los sentimientos y dar muestras de amor resulta una misión imposible, debemos tener en cuenta que la otra persona merece que se lo demostremos, así no estemos acostumbrados a ello. Cambiar los hábitos es una tarea que lleva tiempo, pero vale la pena hacerlo por esa persona especial que está en nuestras vidas.

Related Articles

Deja un comentario