fbpx
Inicio Columnas LA DEPRESIÓN POSTPARTO ¿Cómo identificarla y afrontarla? Parte 2.

LA DEPRESIÓN POSTPARTO ¿Cómo identificarla y afrontarla? Parte 2.

Por Dra. Iris Luna
LA DEPRESIÓN POSTPARTO ¿Cómo identificarla y afrontarla? Parte 2.

Si aún no has leído la parte 1 puedes acceder a través del siguiente enlace: Depresión postparto ¿Cómo identificarla y afrontarla? Parte 1

¿Cuál es la causa de la depresión postparto?

Todavía no se ha definido con exactitud la causa exacta que lleva a que se desencadene esta enfermedad en las mujeres. Se sabe que las mujeres con antecedentes de trastornos del estado de ánimo (depresión mayor/trastorno bipolar) tienen una vulnerabilidad especial a desarrollar la depresión después del parto. Por otra parte, pensando en la biología femenina son determinantes los fuertes cambios hormonales que se viven durante y después del embarazo, pudiendo afectar el estado de ánimo. Después de dar a luz, los niveles de hormonas (estrógeno y progesterona) en las mujeres bajan rápidamente. Esto genera alteraciones químicas en el cerebro (disminución de la actividad de los neurotransmisores y baja de la concentración de triptófano en la sangre) que pueden provocar cambios en el estado de ánimo. En mujeres adolescentes o en aquellas que tuvieron partos traumáticos es todavía más probable la aparición de la depresión postparto. No olvidemos que hay factores psicosociales, familiares y culturales que pueden proteger a la paciente de la enfermedad, o llegar a precipitarla. Podríamos decir que en la depresión postparto intervienen factores: biológicos, psicológicos y sociales.

¿Qué hacer si alguien tiene una depresión postparto?

El tratamiento es multifactorial e incluye medidas como: tranquilizar al paciente, apoyo emocional, estrategias de psicoeducación, psicoterapia individual y de grupo  y tratamiento psicofarmacológico cuidadoso con un buen seguimiento. Esto, lo ampliaremos más adelante.

Recordemos que la depresión postparto no es algo que se pueda solucionar con la voluntad, igual que no podemos hacer que nuestro páncreas funcione correctamente cuando tenemos una diabetes sólo “deseándolo” o cambiando nuestra “actitud”. La depresión postparto es un desarreglo químico del cerebro.

En los casos de depresión postparto el papel del esposo, familia cercana y los amigos es fundamental; pues muchas veces son ellos quienes se dan cuenta de los cambios que experimenta la mujer que ha tenido el parto recientemente. Pueden notar que algo no va bien, incluso antes que la misma enferma y, en general le brindan soporte , comprensión, prodigan cuidados al recién nacido y ayudan a que la paciente busque ayuda profesional.

Una vez diagnosticado el episodio depresivo, es fundamental buscar la ayuda pertinente con premura.
Los profesionales que manejan estos casos, son los psiquiatras especializados en la rama de psiquiatría de enlace o en la psicopatología de la mujer. Puedo asegurar que salir de ese estado no se logra solo empleando una “buena” actitud, intentando ser “positivos”, sino que requiere un tratamiento, de ser posible interdisciplinario  (gineco-obstetra + psiquiatra + psicólogo (psicoeducación y apoyo e intervenciones especiales tanto  a  la paciente como a  sus  familiares).

La depresión postparto es una enfermedad curable, y mientras más rápido se le diagnostique, más pronta será la recuperación. Su tratamiento suele  incluir:

  • Algún tipo de psicoterapia (cognitiva, cognitiva conductual, orientación psicopedagógica o asesoramiento, terapia de resolución de problemas, terapia familiar, etc.). La terapia depende de cada caso en particular y de los conflictos  presentes en cada mujer.
  • Medicamentos: en caso de elegir tratamiento farmacológico es necesario usar antidepresivos con mejor perfil de riesgo para la madre y el niño, preferir la monoterapia (un solo medicamento) y emplear la dosis mínima efectiva.
  • El tratamiento farmacológico de una mujer que ha decidido seguir lactando requiere incluir la monitorización del niño en búsqueda de posibles efectos adversos del antidepresivo: irritabilidad, llanto constante, inquietud, aumento en el tono muscular, temblor y alteraciones en el sueño y la alimentación, entre otros.
  • Las mujeres con depresión severa, con síntomas psicóticos, o que no responden al tratamiento, deben ser siempre remitidas al psiquiatra.
  • Si la familia detecta riesgos de auto agresión (intento de suicidio) o heteroagresión hacia el bebé, la paciente habrá de ser hospitalizada y valorada de manera urgente por el especialista.

¿Qué otras medidas se pueden tomar?

Además de obtener la ayuda de un experto en el tema, éstas son algunas formas de sobrellevar la depresión postparto:

  • Recibe información apropiada que te tranquilice y valide tu experiencia como mujer.
  • Busca la asistencia y ayuda por parte de tu familia para que tú y tu hijo(a) reciban la atención necesaria.
  • A la luz de los conocimientos adquiridos monitorea o vigila si los síntomas empeoran.
  • Procura tratarte bien. Aunque te cueste trabajo, atiende en lo posible tus necesidades principales: intenta dormir y comer bien, y no te sientas culpable acerca de cómo te sientes ahora, trata de no estar sola. El hecho de que tengas una depresión posparto no significa que seas una mala madre
  • Pide ayuda. En este contexto solicitar ayuda tiene que ver con: permitir que  familiares o amigos te ayuden a cocinar o a limpiar la casa o a cuidar del bebé. Busca ayuda de un especialista de la salud mental.
  • Comparte tus sentimientos con otros. Dile a alguien a quien quieras cómo te sientes. Llama a un familiar o a una amiga que te sepa escuchar. Si tienes un esposo o pareja que te apoya, asegúrate de que sabe qué es lo que te está ocurriendo y cómo te puede ayudar.
  • No te abandones “por fuera”. Cuidar tu aspecto físico a veces te puede ayudar por dentro. Haz que tu esposo o un familiar o amigo cuiden de tu bebé mientras tú te das una ducha relajante. Maquíllate, si lo haces normalmente. Sentirte mejor por fuera te ayudará a sentirte mejor por dentro.
  • Averigua cuándo puedes comenzar a hacer ejercicio para ponerte en forma después del parto.  El ejercicio, junto a los medicamentos, el apoyo de tu familia y la psicoterapia ayudarán a que te recuperes más pronto.
  • Intenta descansar en la medida de lo posible. Puedes hablar con tu madre, con tu esposo o un familiar cercano para que cuiden del pequeño, mientras cierras las cortinas, pones música suave, tratas de relajar el cuerpo y conciliar el sueño. Como sabemos, la falta de sueño puede empeorarte y aumentar tu inatención. En estos casos sería bueno contactar una cuidadora para el niño.
  • Tómate las cosas con calma. La llegada de tu bebé es una buena razón para tomarte las cosas con calma. “Piensa en el ahora” Resiste la tentación de adelantar trabajo mientras el niño duerme y deja que el resto de las tareas esperen. Haz que te traigan la comida, o pídele a tu pareja que te traiga algo de camino a la casa. Si el teléfono siempre está sonando en los momentos más inoportunos (por ejemplo cuando estás intentando que el bebé duerma, o cuando finalmente has podido encontrar un ratito para descansar) baja el volumen del timbre y regresa las llamadas cuando sea conveniente para ti.

 

Y… ¿Del padre, qué?

La llegada de un nuevo miembro a la familia implica varios cambios en el modo de vida. (El agobio, la ansiedad, la irritabilidad, los cambios en el sueño, las madrugadas, los llantos del bebé, las idas dónde el médico, etc,) son palpables en esos padres que cada vez se involucran más en los cuidados y crianza de los bebés, sin embargo, ellos no llegan a padecer de una depresión postparto. El padre puede ofrecer una valiosa ayuda a su pareja cuando lo necesita, y es importante que no la juzgue, ni le reproche  el comportamiento hacía la familia. Hay que tener en cuenta que el cariño, el dialogo respetuoso y comprensivo y la compañía incondicional serán elementos muy valiosos para facilitar la recuperación de tu esposa. Es importante hablar con el obstetra y el psiquiatra que maneja a la paciente para intentar comprender mejor lo que está ocurriendo y procurar que se tomen las mejores medidas para mejorar el estado de la madre.

Muy bien amigos, espero que este artículo ofrezca los elementos necesarios para la detección temprana de este trastorno mental que causa tanto sufrimiento a quienes lo padecen y a los que les rodean. Les invito a comentar sus experiencias o historias de conocidos al respecto para que generemos un espacio de discusión que nos enriquezca a todos en este tema.

Saludos cordiales, y hasta el próximo artículo.

Lecturas recomendadas

Instituto Nacional de Salud Mental (National Institute of Mental Health). El sitio tiene información en español.
Apoyo Internacional al Postparto (Postpartum Support International).
Guía de Consulta de los criterios diagnósticos del DSM V.
Afrodita y Esculapio (una visión integral de la medicina de la mujer)

Por: Dra. Iris Luna
Médico psiquiatra – Máster en nutrición
Especialista en sobrepeso y obesidad
Contacto: iluna@phronesisvirtual.com

Related Articles

Deja un comentario