fbpx
Inicio Salud y bienestar La ciencia explica por qué el estrés puede producir cáncer

La ciencia explica por qué el estrés puede producir cáncer

Por Phrònesis
La ciencia explica por qué el estrés puede producir cáncer

Cuando experimentamos un estrés crónico, de manera sostenida, nuestro organismo en su conjunto se ve afectado, incluso el sistema inmunológico se debilita, al punto de favorecer la aparición de enfermedades que van desde un resfriado común hasta el cáncer. ¿Cómo explica esto la ciencia? Recientes investigaciones demuestran que en momentos de estrés, el sistema nervioso libera neurotransmisores que favorecen la reproducción de células cancerosas.

El estrés desde sus inicios ha sido relacionado con cambios o variaciones orgánicas importantes que ocurren en el individuo que lo experimenta. Estos cambios han despertado el interés de los científicos, quienes han volcado sus esfuerzos en comprobar la responsabilidad del estrés en los distintos procesos patológicos que aquejan nuestro cuerpo.

Los científicos han demostrado cómo los estados de diferentes patologías pueden avanzar con mayor facilidad o sencillamente evolucionar más rápido en cuerpos que se encuentren bajo situaciones de estrés recurrente. Una de estas enfermedades es el cáncer.

El estrés como elemento facilitador

Según el investigador y oncólogo Pere Gascón, distintos factores han sido relacionados con el aumento de la predisposición de padecer cáncer, pero el estar expuestos de forma prolongada a situaciones de estrés sin control parece estar estrechamente relacionado con la parición de tumores malignos y su rápida evolución.

El Dr. Gascón refiere que en situaciones de estrés crónico, como la muerte de un ser muy querido, provoca en las personas que su sistema nervioso libere nueurotransmisores que favorecen los procesos inflamatorios donde crecen las células cancerosas.

Así el proceso de aparición del cáncer como enfermedad inicia con la desprogramación celular. La célula se vuelve inepta para responder de forma natural a su muerte programada y en respuesta a estímulos pro inflamatorios, emprende su crecimiento desproporcionado o tumoración.

Este proceso ocurre a distintas velocidades según sea el tejido afectado y el grado de efectividad que tenga nuestro cuerpo para dar respuesta a estas alteraciones a través de nuestro sistema inmunológico.

Cuando nos enfrentamos a una enfermedad, nuestro sistema inmunológico desencadena un conjunto de respuestas que nos defienden del avance de agentes patógenos en nuestro cuerpo.  

Sin embargo, cuando se trata del cáncer esto no es así. La célula dañada, ya convertida en una célula cancerosa, creciendo de forma desproporcionada, tiene la capacidad de engañar a nuestro sistema inmunológico.

¿Cómo engaña el cáncer nuestro sistema inmunológico?

Evitando que este la destruya a través de los sistemas naturales del organismo. Podemos decir que comienza una asociación maligna, estableciendo un vínculo en alto porcentaje fatal, que permite el avance de la enfermedad, logrando incluso la metástasis o colonización de otros tejidos y órganos.

Son muchos los datos que se tienen y evidencian la relación de procesos duraderos de estrés con la aparición de algunas formas de cáncer. El estrés afecta el sistema inmunológico a través del sistema nervioso, con la secreción de la adrenalina sus células se debilitan y recurren a una especie de “traición”, reconociendo al proceso inflamatorio que conlleva al cáncer como un evento favorable.

¿Según la ciencia cómo podemos combatir la aparición del cáncer en la actualidad?

Evitando el estrés crónico. Gestionando nuestras emociones, potenciando las positivas y canalizando las negativas. Así afectaremos lo menos posible nuestro sistema inmunológico y protegeremos el correcto funcionamiento celular.

Mediante la autorregulación emocional, desarrollaremos estrategias para minimizar los efectos del estrés y así prevenir el cáncer.

¿Cómo lograrlo? Cultivando las emociones positivas, enfocando nuestras energías en actividades que nos den bienestar, practicando hábitos saludables como el ejercicio físico, cuidando la alimentación y permitiendo el descanso necesario.

¡Manejar el estrés es evitar el cáncer y ganar salud!

Related Articles

Deja un comentario

¿Es posible ser fiel? Cómo afrontar la infidelidad en la relación de pareja - Walter Riso

La conferencia inicia en:

-
x