fbpx
Inicio Familia ¿Tu hijo habla demasiado en clase? Tips para corregirlo de la forma correcta

¿Tu hijo habla demasiado en clase? Tips para corregirlo de la forma correcta

Por Phrònesis
¿Tu hijo habla demasiado en clase? Tips para corregirlo de la forma correcta

Qué difícil afrontar los llamados de atención por parte de los profesores de tu hijo, debido a su comportamiento: habla demasiado en clase. Qué alentador que tu hijo pueda expresarse, recurra a su razonamiento y lo plasme en sus comentarios hacia los otros niños. Además, la libertad de expresión es un derecho humano que estimula al individuo a dar opiniones e ideas sin ser silenciado. Pero, ¿qué pasa cuando el tema se sale de control con tus hijos en el colegio y va más allá de expresarse libremente? Recurre a estos tips que te serán de gran ayuda.

Habla con tu hijo

Parte por comunicarte con tu hijo, ya que puede verse en la necesidad de ser atendido y por ello el expresarse en el colegio se sale de control. El hogar es el primer lugar donde las enseñanzas deben ser instruidas, para posteriormente aplicarlo en la sociedad. ¿Qué tanto sabes de tu hijo?, ¿reconoces cómo se siente?, ¿cómo lo has ayudado en sus conflictos personales y sociales? Habla con tu hijo, pregúntale cómo se siente, apóyalo en su camino, mantén (sin intensidad) en conocimiento de ambos lo que esperan el uno del otro.

Determina el porqué actúa así

A continuación encuentra la razón de su comportamiento, mediante la comunicación de la que hablamos previamente. Esto es clave en la situación, ya que podrá combatirse directamente aquello que lo motiva a desenvolverse como lo hace en clases. ¿Necesita atención?, ¿se encuentra interesado en los temas de estudio?, ¿le gusta la metodología que están aplicando en su institución? Una vez sabido, es fundamental abordar a los frentes que hacen parte de sus razones, para llegar a mutuo acuerdo en la mejora del comportamiento del niño.

Compartan tiempo de calidad

Para que se sienta seguro y su proceso avance satisfactoriamente, dedica tiempo de calidad suficiente con tu hijo. Además de comunicación, compartan nuevas ideas de aprendizaje y diversión en casa para su óptimo tratamiento. Recurre a juegos de mesa, estimúlalo si le gusta la pintura, ofrécele nuevos libros que lo entretengan y a la vez lo hagan crecer como persona. Incluso, realiza una inversión económica en algo que quiera conocer, como aprender a bailar, clases de natación, clases de canto, etc.

No lo recrimines

Aprende, tú también, a que debes mejorar las metodologías y corregirlo en positivo, antes que retroceder en los avances de la convivencia. El niño puede sentirse retraído por la recriminación de sus compañeros y profesores, por lo que será un grave error que se sienta igual contigo. Diferencia el límite entre ser permisivos o alcahuetas con el niño, orientándolo a que las decisiones deben respetarse para el bien de todos. Esto, mientras mejora la disciplina del niño, construye un carácter que le hará comportarse adecuadamente en público.

También te puede interesar: ¿Cómo criar a mi hijo? 7 consejos que te ayudarán en su crianza

No descartes si es un tema de salud

Por último, si el tema va más allá del adaptarse a estas herramientas, descubre si es un tema médico que requiera tratamiento especial. Además del comportamiento, las razones también van en falta de visión o escucha, dificultad para concentrarse, problemas de atención, etc. Asesórate de un especialista que lleve el caso en particular, brindándole soluciones a las necesidades que presente tu hijo. Pide ayuda a su círculo social más cercano, con quienes podrán analizar si el comportamiento va más allá de hablar en clase. Entre profesores, amigos, familiares, presten atención al niño y recurre al ámbito médico si la situación lo amerita.

Related Articles

Deja un comentario

¿Es posible ser fiel? Cómo afrontar la infidelidad en la relación de pareja - Walter Riso

La conferencia inicia en:

-
x