fbpx
Inicio Superación Este experimento te dejará una gran enseñanza

Este experimento te dejará una gran enseñanza

Por Phrònesis
Este experimento te dejará una gran enseñanza

Un día, un profesor de bachillerato decidió cambiar la metodología del día y comenzar su clase con una prueba. Esta fue diferente a los exámenes que solía programar, comenzando porque no se plasmaría en un papel. Por el contrario, responderían directamente a su docente las preguntas que este fuera  formulando. Entonces, el maestro sacó debajo de su escritorio un bidón de cristal vacío y lo puso sobre él mismo. Los alumnos se sorprendieron al ver el frasco, ya que no tenía relación alguna con la temática de la clase.

Luego, sacó una bolsa que contenía piedras de mediano tamaño y también la colocó sobre la mesa. Entonces, decide que sus estudiantes analicen la situación y les pregunta: ¿cuántas piedras de estas caben en el bidón? Ellos respondieron diferentes pareceres, llegando a la conclusión que se elevarían hasta el borde de la abertura. Luego, el maestro dejó caer las piedras dentro del recipiente, que se elevaron hasta un poco más abajo del orificio.

El profesor preguntó: ¿ya no cabe ni una piedra más?; los chicos afirmaron, corroborando que estaba lleno en su totalidad sin más cabida. Después, el maestro sacó otra bolsa con piedras mucho más pequeñas que las anteriores, poniéndolas sobre la mesa. Posteriormente, decidió vaciar poco a poco las piedritas dentro del agujero y luego lo agitó. Entonces preguntó: ¿no me afirmaron que ya no cabía ni una piedra más?

Sorprendidos, sus espectadores no contaron con que entre los espacios que dejaron las piedras grandes, cupiera algo más. Luego de esto, preguntó nuevamente: ¿ya no cabe nada más?, y sus alumnos negaron las respuestas. Sin embargo, sacó otra bolsa que contenía arena, la levantó frente a los estudiantes y la puso junto al bidón. Mirándolos con convicción, se dispuso a abrir la bolsa, vertió su contenido dentro del recipiente y lo agitó.

Vaciada la bolsa, algunos estudiantes respondieron: ¡ya no cabe nada más!, otros dijeron: ¡está completamente lleno! Sorpresivamente, el docente sacó una botella que contenía agua, la destapó y la derramó lentamente dentro del tarro. Mientras tanto, daba pequeños golpes al mismo para que se reacomodaran las piedras y la arena. Una vez vertida el agua, les preguntó: entonces, ¿qué concluyen acerca del espacio dentro del bidón?

Inocentemente, los alumnos respondieron con enseñanzas variadas que les había dejado el ejercicio. Por tanto, el profesor aclaró la moraleja de la actividad, con el objetivo de que sus estudiantes replantearan sus vivencias. La botella representaba a la persona; las piedras de diferentes tamaños, la arena y el agua, representaban los problemas. Buscaba que fueran conscientes de las dimensiones que tienen cada uno de estos y solucionarlos desde el más grande al más insignificante.

Entonces, sabemos que son pocas las veces que optas por priorizar las tareas que el día a día trae a tu vida. Prefieres tomar el camino más rápido ante alguna dificultad y terminas por ahogarte en un vaso de agua. Pero, la herramienta principal que debes manejar a la hora de abordar los problemas es el tiempo. Será clave para tu organización; las eventualidades ocuparán un lugar en la fila y sabrás qué atender primero.

Es por esto que la enseñanza de “La fábula de las piedras”, es clara al representar los asuntos de la cotidianidad. No obtendrás resultados positivos al represar las labores que debas cumplir y terminarás por fallar en una o en muchas. Así que, dispón de papel y lápiz, o de tu celular, o cualquier medio que te permita anotar tus labores. De este modo podrás cumplir a cabalidad con lo trazado, según las especificaciones e importancia de cada una.

Related Articles

Deja un comentario

¿Debería separarme? Cómo saber cuándo tomar esta decisión y qué hacer para proteger mi salud mental - Dr. Diego Castrillón

Primera preventa finaliza en:

-
x