fbpx
Inicio Salud y bienestar Estas bebidas le hacen daño a tu estómago ¡Ten cuidado al consumirlas!

Estas bebidas le hacen daño a tu estómago ¡Ten cuidado al consumirlas!

Por Phrònesis
Estas bebidas le hacen daño a tu estómago ¡Ten cuidado al consumirlas!

El estómago es, sin lugar a duda, uno de los órganos más importantes que puede albergar el cuerpo humano. Es el encargado de la digestión de alimentos y bebidas. Sabiendo esa premisa, siempre nos podemos plantear preguntas asociadas a lo que puede ocurrir si consumimos un determinado alimento o bebida. Las consecuencias que puede conllevar el consumo de bebidas dañinas o de forma inapropiada son altamente peligrosas.

El proceso de digestión permite la absorción de nutrientes provenientes de los alimentos consumidos, mediante su posterior metabolización. Por lo tanto, la forma en que el cuerpo pueda aprovechar tales nutrientes y su energía depende de la naturaleza del alimento.

A continuación, describiremos las bebidas más agresivas que se puedan consumir y que hacen daño a tu estómago. Recuerda que, por un mal hábito alimenticio puedes arruinar tu salud. La mala alimentación asociada directamente al descuido o al total desconocimiento pueden ser la causa de muchas enfermedades. Es indispensable consumir alimentos que mejoren la calidad de vida.

1. Alcohol:

El alcohol es considerado la bebida más agresiva a la que el estómago y otros órganos vitales pueden verse expuestos. Esto, debido a su alto nivel de toxicidad. De esta manera, para poder disfrutar de esta bebida sin poner en riesgo la salud solo debe consumirse en pequeñas cantidades. Además, su uso y consumo debería ser únicamente de forma ocasional. En caso de que se abuse del mismo, las consecuencias son bastante graves. Órganos como el hígado, los intestinos y el corazón son los más afectados.

Hay que destacar que, con base a su composición, el alcohol no es considerado una bebida que complemente una buena nutrición para el ser humano. Más bien, representa todo lo contrario al inducir con mayor facilidad la acumulación de calorías y la deshidratación. Esto, gracias a sus altos niveles de azúcares. Además, si se acompaña con otras bebidas industrializadas los resultados son peores.

Las bebidas alcohólicas, dependiendo de su composición y porcentaje de etanol, varían en su toxicidad. Bebidas como el whisky, el ron y otras de esta clase poseen más de un 40% de alcohol. Lo cual, provoca fuertes irritaciones en las paredes estomacales. Al punto que, pueden provocar úlceras y aumentar la densidad de los ácidos gástricos. Además de sobre esforzar el hígado. Esto, debido a que se trata de una sustancia altamente tóxica. Por su naturaleza química, es la principal razón de que muchos individuos padezcan de cáncer estomacal y cirrosis hepática.

Más allá del etanol…

Otras bebidas más ligeras como los cocteles, la malta y las cervezas no presentan un alto porcentaje de alcohol y etanol. Aunque, si una gran cantidad de aderezos y azúcares que no son de fácil digestión. Estos azúcares al ser metabolizados producen grasas trans. Las cuales, por su estructura y conformación no pasan a un ciclo metabólico productor de energía. Sino que, tienden a acumularse en el tejido adiposo, provocando un aumento de volumen en áreas como el abdomen, la cintura y la zona baja de los pectorales.

2. Bebidas estimulantes:

Bebidas como el café, el té o aquellas cuya base de composición es el agua carbonatada deben ingerirse en cantidades moderadas. Puesto que, tienen efectos muy molestos en el estómago. Entre ellos destacan, la distensión abdominal, así como la degradación de la mucosa gástrica. Se hace necesario, entonces, evitar su consumo. Puesto que, a la larga la aparición de úlceras y gastritis pueden hacerse una realidad muy negativa.

3. La mezcla de bebidas energizantes con alcohol:

Tomar alcohol ya resulta excesivamente nocivo para la salud. Ahora, como si no fuese suficientemente dañino muchos optan por mezclarlo con bebidas energéticas. La mezcla entre las bebidas estimulantes y las energizantes puede potenciar el efecto dañino exponencialmente.

Solo con ingerir estas extrañas combinaciones, se pueden provocar una serie de afecciones a nivel del sistema digestivo. Por ejemplo, un descontrol metabólico pronunciado debido a que hay una interferencia en la producción de metabolitos. Los cuales, están asociados a la producción de úrea.

Aunado a esto, surge el padecimiento de alteraciones en el patrón del sueño. Otro problema que se hacen presente es una fuerte deshidratación, característica relacionada con los niveles de etanol en sangre.  Además de un aumento calórico en el cuerpo.

Si bien la sintomatología es lo suficientemente grave para evitar el consumo del alcohol aderezado con otro tipo de bebida. Existen personas que hacen caso omiso a ello. Los casos de intoxicación son muchos en las salas de emergencia. Los mismos, si no conllevan directamente a un coma etílico, si puede ser un motivo claro para que la persona llegue a afectar su salud y poner en riesgo su vida. Puesto que las últimas investigaciones han demostrado que, la ingesta de este tipo de bebidas a la larga puede ocasionar cáncer de estómago.

Related Articles

Deja un comentario