fbpx
Inicio Salud y bienestar Esta es la mejor forma de cuidarte de la gripe en casa

Esta es la mejor forma de cuidarte de la gripe en casa

Por Phrònesis
Esta es la mejor forma de cuidarte de un resfriado en casa

¿Sientes malestar general, a la vez que tienes dolor de cabeza, mucosidad y ojos llorosos? Qué incómodos son estos síntomas, que aparecen de improvisto y arruinan la forma de llevar tus actividades cotidianas.

Te brindamos tranquilidad y paciencia; un resfriado es, sobre todo, una alerta para que mejores tus hábitos y mantengas buenas costumbres día a día. En esta entrada te brindaremos algunos consejos para hacer llevadera tu vida mientras tienes resfriado, siendo consciente que no hay métodos para curarte, sino aliviar los síntomas.

La Universidad de Wisconsin-Madison, en Estados Unidos, determinó que las cepas de un virus están constituidas por niveles. Al utilizar medicamentos, las superficies del microorganismo se van desgastando hasta quedar debilitadas y desaparecer. Por ello, no se ha encontrado una cura definitiva que ingrese en el cuerpo y elimine por completo a la enfermedad intempestivamente. Entonces, saber llevar el malestar y cuidarse de posibles complicaciones son las herramientas esenciales a usar.

En épocas del año donde el invierno genera mayor dispersión de los virus, es más fácil prevenir que lamentar. Entre algunos consejos que te damos, quédate en casa si es posible hacerlo, para evitar que el virus continúe incubándose a causa de los cambios de temperatura. Además, evitarás que en los lugares que frecuentas se disperse la enfermedad y termines perjudicando a tu círculo social. Una vez en casa, toma duchas de agua tibia (40 A 45 ºC)  para generar la expulsión de mucosidad y abrir las vías respiratorias. Mientras haces esto, también eliminas bacterias alojadas en la superficie de tu cuerpo, si tienes fiebre la podrás regular y reducirás el estrés sintomatológico.

Evita limpiar la nariz ejerciendo mucha fuerza

Esto puede inflamar y lesionar las paredes nasales, complicando tu resfriado. En su lugar, utiliza paños que no desprendan su material en diminutas cantidades y ejerce presión leve sobre una fosa, mientras te suenas con poca fuerza la otra. Luego de esto, lava tus manos para evitar contaminar tus alrededores; procura hacerlo con frecuencia, usando jabón líquido antibacterial y seca posteriormente tus manos con toallas de papel, evitando el secamiento con toallas de tela.

Alimentate bien

Incluye en la dieta alimentos que protejan tu inmunidad, ya que liberan enzimas que crean barreras contra los virus. Crea remedios con jengibre, sin cocinarlo a altas temperaturas ya que puedes eliminar sus componentes. Consume ajo, tanto en tus cocciones normales como en infusiones; ten en cuenta que también comercializan cápsulas suplementarias de ajo que te pueden ayudar. Entre otros remedios, consume menta, sauco, mandarinas y naranjas, ya que contienen vitaminas y otras propiedades que te ayudarán a sobrellevar tu enfermedad.

Duerme el tiempo y en el lugar apropiados

Esto le permite a tu cuerpo eliminar el estrés de los síntomas, sin que se fortalezca el virus. Evita descansar en lugares que no se encuentren ventilados y/o que contengan polvo. Duerme sobre el lado que esté menos congestionado, generando secreción de mucosidad del otro lado. Para respirar adecuadamente y evitar percances, apóyate sobre una almohada blanda que te recline levemente.

Cuida el ambiente en el que estás

Entre otras opciones, utiliza purificadores de aire que absorban las impurezas en el ambiente. También, es clave prevenir la generación de humedades que creen moho en las paredes de tu hogar. Ubica plantas de interiores para varias partes de tu casa, ya que limpian el aire de contaminantes y liberan oxigeno renovado. Descarta fumar, fogatas de leña y humos tóxicos, ya que interfieren en tu recuperación y pueden generar posibles complicaciones para tu salud.

Related Articles

Deja un comentario