fbpx
Inicio Columnas El trastorno por atracón ¿Cómo reconocerlo y hacerle frente?

El trastorno por atracón ¿Cómo reconocerlo y hacerle frente?

Por Dra. Iris Luna
Atracones

Muchos resisten la tentación de atragantarse con golosinas durante semanas y semanas, y de repente cometen el gran pecado, ya tu sabes, surge una situación estresante e inesperada, te pasas de la raya y luego te sientes fatal, así que vuelves a pasarte. ¡Qué pérdida de energía!. Ya sé que es un comportamiento enfermizo, estúpido e inútil. Un comportamiento compulsivo. Recuerdo que a veces he intentado resolver como embutirme medio litro de helado de yogur con una cucharilla mientras conducía sola a más de cien kilómetros por hora por la autopista. He llegado a entrar en tres tiendas a media noche para satisfacer un desaforado antojo de caramelos. También me he desviado cuarenta y ocho kilómetros de mi ruta para comprarme una caja de pasteles de mermelada en una cafetería, con la esperanza de no encontrarme a ningún conocido. He escondido centenares de envoltorios de caramelos en latas y me he desecho de ellos en los basureros de los centros comerciales. He pasado por fases críticas de mucha tensión en las que he sido capaz de tragarme varias bolsas grandes de chocolatinas de una sentada, cada noche durante dos semanas. Puedo estar con gripe, a cuarenta de fiebre, y si se me antoja que quiero un maldito litro de helado, aunque haya una terrible tormenta, me calzo las botas, me pongo un abrigo encima del pijama y bajo a la tienda de al lado a comprarlo. ¿Qué es eso?. Wendy Shanker. (The Fat Girls Guide To Life)

 

El testimonio y la pregunta que formula ésta conocida periodista y escritora norteamericana se convierte en la perfecta antesala para tratar un tema complejo y devastador que afecta a más del 2% de la población. Finalmente en el año 2013 el Manual diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5) reconoció al trastorno por atracón como una entidad psiquiátrica independiente relacionada con una conducta alimentaria inapropiada. Es así como en la actualidad podemos hablar con propiedad de tres trastornos importantes de la conducta alimentaria: anorexia nerviosa, bulimia nerviosa y el trastorno por atracón. La anorexia y la bulimia ya son bastante reconocidas dentro de la comunidad, e infortunadamente siguen siendo una causa importante de sufrimiento mental, deterioro físico, complicaciones médicas y muerte entre las personas que las padecen (principalmente niñas a comienzos de la pubertad y mujeres jóvenes). Quiero referirme específicamente al trastorno por atracón porque:

  • Es el trastorno de la conducta alimentaria más común en la actualidad.
  • Afecta a mujeres y hombres al comenzar la adultez (20 años)
  • Es el trastorno mental que más se asocia al sobrepeso y a la obesidad. Aquí es importante aclarar que no todos los comedores compulsivos tienen sobrepeso; pues se estima que aproximadamente el 30% de estas personas mantienen un peso en el límite de lo normal.
  • Muchos de las personas que sufren de trastorno por atracón presentan complicaciones médicas a causa de la obesidad. Se ha visto que personas con trastorno por atracón crónico y grave (8-13 atracones por semana) pueden desarrollar complicados cuadros de obesidad crónica.
  • Es considerado en este momento un verdadero problema de salud pública.
  • Genera en las personas que lo padecen mucha vergüenza, frustración, ideas de culpa, auto reproches y en muchos casos depresión.
  • Provoca una mala calidad de vida, muchas limitaciones en el funcionamiento global, complicaciones médicas y en algunos casos hasta la muerte.
  • El trastorno por atracón no es una elección o un estilo de vida. Se trata de una enfermedad que puede volverse crónica, como muchas otras. Si el trastorno por atracón se sospecha, se diagnóstica a tiempo y se trata adecuadamente puede liberar a muchas personas de una enfermedad devastadora y silenciosa.

Considero que lo más importante es conocer la enfermedad para poder atacarla. Por otra parte es conveniente quitarle el estigma, los tabúes, la carga moral al trastorno por atracones y dignificar a quienes lo padecen invitándoles a buscar la ayuda profesional que necesitan.

¿Qué es un atracón?  El atracón es la ingestión de comida, en un determinado periodo de tiempo (por ejemplo, dentro de un periodo cualquiera de dos horas), de una cantidad exagerada de alimentos (claramente superior a la que la mayoría de las personas ingerirían en un periodo similar en circunstancias parecidas). Para que hablemos de atracón tiene que existir la sensación de falta de control sobre lo que se ingiere durante el episodio (la persona dice que no es capaz de dejar de comer o que no es capaz de controlar lo que se ingiere o las cantidades). Hay personas que de vez en cuando se dan un atracón, por ejemplo se comen un litro de helado en una sola sentada viendo una película de terror, pero este solo episodio no constituye un trastorno por atracón, como veremos a continuación:

¿Qué es el trastorno por atracón?

Es un trastorno de la conducta alimentaria grave caracterizado porque la persona en secreto (sin ser vista por nadie) presenta episodios recurrentes de atracones que se asocian a tres o más de los siguientes hechos:

  1. Comer (sin masticar, casi se atraganta) mucho más rápido de lo normal.
  2. Comer y comer hasta sentirse desagradablemente lleno (a punto de reventar)
  3. Comer grandes cantidades de alimentos cuando no se siente físicamente hambre.
  4. Evitar la cercanía de otras personas mientras se come debido a la vergüenza que se siente por la cantidad que se come y la forma de hacerlo (algunos pacientes dicen que les da vergüenza que los vean comer como cerdos)
  5. Al terminar de comer sentir mucha rabia con uno mismo, asco, vergüenza, o culpa por haber perdido de nuevo el control.

Además la persona presenta un malestar intenso respecto a los atracones; y es importante que estos atracones se produzcan, en promedio, al menos una vez a la semana durante tres meses. Es importante añadir que quienes sufren de trastorno por atracón no presentan comportamientos compensatorios inadecuados como en el caso de la bulimia. Estos comportamientos consisten en vomitar, tomar laxantes, diuréticos o hacer ejercicio compulsivamente con el fin de no engordar. Quien sufre trastorno por atracón se siente fatal por su falta de control, tiene baja autoestima, pésima auto imagen y se avergüenza de su comportamiento pero no hace nada para deshacerse de la carga enorme de comida que ha ingerido. En el caso de la bulimia nerviosa, las personas tienen atracones, pero como dije antes intentan compensar vomitando o utilizando los otros recursos mencionados.

En el trastorno por atracón  hay unos aspectos claves que se tienen que trabajar en el tratamiento:

1. La falta de control de la persona sobre la comida.

2. Los factores estresantes, dificultades o problemas que facilitan la aparición de los atracones.

3. La falta de consciencia cuando se ingieren los alimentos.

4. La dificultad de estas personas para identificar y dar sentido a los estados emocionales.

5. Tener presente la presencia o no de episodios depresivos, ansiosos, abuso de sustancias y trastornos del control de impulsos para manejarlos. El objetivo principal del tratamiento del trastorno por atracón sería ayudar al paciente a normalizar los patrones de alimentación teniendo en cuenta los aspectos claves mencionados.

¿Cuándo consultar a un médico?

Si después de leer este material sospechas que tienes algunos síntomas de trastorno por atracón, no dudes en buscar ayuda especializada (psiquiatra, psicólogo, especialista en nutrición) tan pronto como te sea posible. El trastorno por atracón generalmente no mejora por sí mismo, y puede empeorar si no se trata. Recuerda que el trastorno por atracón no es un estilo de vida , sino una enfermedad muy frecuente y devastadora. Así que intenta manejar la vergüenza y sé sincero y abierto con tu médico tratante, verás como esto facilitará tu tratamiento.

Habla con tu médico de confianza acerca de tus síntomas, temores y pérdida de control en los atracones. Si eres renuente a buscar tratamiento en primera instancia, habla con alguien de mucha confianza acerca de lo que te está pasando. Un amigo, un ser querido, un  maestro o un psicólogo amigo, por ejemplo  te pueden ayudar a dar los primeros pasos para buscar ayuda profesional y procurar el éxito en el tratamiento del trastorno por atracón.

 

¿Cómo ayudar a un ser querido que tiene síntomas?

Una persona con trastorno por atracón puede convertirse en un experto en ocultar la conducta, por lo que es difícil para los demás poder detectar el problema. Si usted tiene un familiar o ser querido que puede tener los síntomas del trastorno por atracones, trate de tener con él una conversación abierta y honesta acerca de sus preocupaciones con respecto al trastorno por atracón. Usted puede preguntar con delicadeza y ofrecerle una escucha atenta, sin juzgarlo, burlarse de él o recriminarlo. Manifiéstele su apoyo e intente colaborarle en la búsqueda de un especialista calificado en el área de los trastornos de la conducta alimentaria, para que inicie un tratamiento adecuado. Intente ser una buena compañía y dele aliento durante su terapia. Recuerde que el aislamiento, y el rechazo o recriminación por parte de amigos y familiares  entorpecen la adherencia a los tratamientos y el resultado de los mismos.

Referencias:

Marcus MD, Wildes JE. Disordered eating in obese individuals; Curr Opin Psychiatry. 2014 Nov;27(6):443-7

APA. Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM 5; 2013.

Fabrizio Didonna. Trastorno por atracón; en: Manual clínico de Mindfulness; Editorial Descleé De Brouwer; 2011

Por: Dra. Iris Luna
Médico psiquiatra – Máster en nutrición
Especialista en sobrepeso y obesidad
Contacto: iluna@phronesisvirtual.com

Related Articles

Deja un comentario

5 principios de sabiduría que podrían cambiar tu vida - Walter Riso

La conferencia inicia en:

-
x