fbpx
Inicio Familia El arte de ser padres

El arte de ser padres

Por Phrònesis

Sin lugar a duda los tiempos han cambiado, y vaya que han cambiado, no solo en la forma en la que interactuamos con el mundo, viajamos, trabajamos, creamos, sino también y fundamentalmente en la forma en que estamos educando a nuestros hijos. Transcurre el año 2015 y la nueva generación de padres está empezando a recoger los frutos de la educación brindada a sus hijos, mientras otros apenas están empezando el proceso de crianza; pero, ¿cómo estamos educando a estos seres tan maravillosos que son el futuro de todos nuestros sueños y proyectos?.

Seguramente usted no se ha dado cuenta, pero en los consultorios psicológicos, incluido el mío en DREAMS KINDERGARTEN y sin duda en otros jardines infantiles, colegios y hasta universidades, diariamente desfila un cardumen de padres de familia buscando una respuesta mágica que les diga cómo pueden actuar o qué deben hacer frente al comportamiento de sus hijos; padres y madres que seguramente sienten una gran inseguridad sobre la “manera correcta” de educar a sus hijos. Una pequeña revisión histórica nos puede dar luces de por qué esto nos puede estar pasando.

¿Se acuerda usted de cómo educaban sus padres? ¿se acuerda si en esa época existía el temor generalizado de hacerle daño a los hijos?, seguramente su respuesta es afirmativa, porque todos sabemos cómo fuimos educados, y todos sabemos que 15 o 20 años atrás las cosas eran un poco diferentes; Para comenzar si bien es cierto que hoy hemos aprendido de los errores del pasado, existe un miedo generalizado en los bien llamados “nuevos padres” por cometer algún acto de maltrato infantil o traumatizar psicológicamente a los niños, así, mientras en la década de los setentas, ochentas, inclusive noventas, términos como maltrato infantil eran más bien desconocidos, hoy en día estos términos están de moda y más que eso son el “coco” moderno de las nuevas generaciones de padres.

¿Conoce usted algún niño o niña de su grupo social que sea el rey de la casa, o la princesa del hogar?, en definitiva SÍ, todos conocemos estos reyes de los hogares por todas partes, y dejo claro que esto es muy positivo, ya que demuestra un entorno rodeado de amor y emotividad, pero ¿hasta qué punto deben ser los niños los “reyes” del hogar?, ¿puede un niño menor de 6 años tomar decisiones sobre lo que debe o no debe hacer? y más aún ¿debe un niño tomar decisiones que corresponden a un adulto?. Como todo en la vida la clave está en el equilibrio y es por esto que debemos controlar más el cómo y cuándo de estos “reinados”, y de si debe o no continuar o por lo menos ser regulado por un entorno de REGLAS y LÍMITES.

Es deber de los padres entender que estos “reinados” en los hogares donde el niño es el dueño y amo de su mundo solo tienen un gran afectado directamente, el niño/a que es tratado de esta forma en su hogar sólo va a sufrir constantemente durante su etapa adulta y adolescente debido a que en el mundo real NO EXISTEN NI REYES NI PRINCESAS, ni mucho menos DUEÑOS DEL MUNDO. Una dosis de reglas, límites y “DOLOR” o “SUFRIMIENTO” no le hará daño a sus hijos, al contrario, les enseñara que en la vida no siempre se gana, no siempre se consigue lo que se quiere y aprender a perder y superar la derrota es tan formativo como ganar.

No se trata de retirar el amor y el cariño, no se trata de no consentir, mucho menos se trata de regañar constantemente, simplemente se trata de corregir y enseñar, de amar y educar de la forma más adecuada; NO SIEMPRE ACCEDER A LAS PRETENCIONES DEL NIÑO/A ES POSITIVO, y aunque es completamente entendible ese amor desmesurado que sienten los padres por sus hijos, algunas veces ese amor se debe brindar a través de la autoridad y la enseñanza.

Póngale su sello a su crianza, haga feliz a sus hijos, comparta con su pareja, disfrute con sus amigos, juegue con sus hijos, cree reglas y rutinas claras, diga NO cuando deba imponer un límite, corrija cuando sea necesario, promueva la independencia, NO SOBREPROTEJA, y sobre todo, relájese, porque si hace las cosas con amor, no va a causar ningún daño a su hijo.

En resumen ser padres es todo un arte, no sólo porque no existe una receta mágica, sino porque con el paso de los años los modelos de crianza cambian y todo se torna complicado por las tendencias y variedad de opiniones, así que tranquilos porque como usted todos los padres tienen el mismo problema y el dilema continuará con la aparición de nuevas generaciones, pero a nosotros nos corresponde criar de una forma moderna, sin prejuicios y sin tapujos, con amor y autoridad, con reglas y límites, y no se le olvide, que si su hijo entiende lo que es la frustración y el dolor de no tener siempre lo que quiere, seguramente entenderá y aprenderá a vivir autorregulado desde su ser, y no desde las reglas externas.

Por: Juan Pablo Motta.
Psicólogo DREAMS KINDERGARTEN
Universidad de Los Andes
contacto: juanmotta23@hotmail.com
www.dreamskindergarten.com

Related Articles

Deja un comentario

¿Es posible ser fiel? Cómo afrontar la infidelidad en la relación de pareja - Walter Riso

La conferencia inicia en:

-
x