fbpx
Inicio Familia ¿Cómo actuar ante las bajas calificaciones de un niño?

¿Cómo actuar ante las bajas calificaciones de un niño?

Por Phrònesis
¿Cómo actuar ante las bajas calificaciones de un niño?

Cuando el curso escolar llega a su fin, en muchos casos, el niño se verá expuesto a las temidas notas y puntuaciones; y su mayor preocupación es que sus hijos hayan obtenido bajas calificaciones. Los padres, necesitan saber cómo actuar cuando esta situación se presenta en su familia. Esta entrega permitirá poder tomar nota para saber cómo actuar si tu primogénito te llegó con el boletín en negativo. Por ello, si un gran porcentaje de las asignaturas de tu hijo han sido suspendidas, ¡aquí te contamos qué debes hacer!

¿Se debe castigar al niño por reprobar las asignaturas de la escuela?

Antes de arremeter con furia contra el niño, hay que preguntarse si realmente este se siente decepcionado por haber obtenido bajas calificaciones. Es decir, si el niño se siente mal por haber suspendido las materias. Es necesario evaluar las expectativas que se tenían del niño y cerciorarse de que no hayan sido realmente excesivas.

Antes de tomar una acción de castigo, hay que tratar de entender cómo se siente el niño al respecto, sobre todo, ante el hecho de  lograr unas muy bajas calificaciones. A pesar que, muchos toman la actitud de no importarles, la idea de un fracaso académico en la mente del niño puede ser devastador y, realmente escuece su autoestima; ya que, al final de cuentas él es el único afectado.

Plantear la recuperación y mejora de las calificaciones es lo más importante

Como padres, hay que plantearse lo que se puede hacer para ayudar al niño a recuperarse de esas bajas calificaciones. Hay que sentarse a su lado y preguntarle lo que hace y cómo lo hace. Si necesita ayuda y cómo desea que se le ayude. Hablar con el profesor de su clase y buscar orientación, también es necesario. Saber las tareas y asignaciones que tiene pendiente en la escuela es fundamental para poder hacerle un seguimiento. Debemos aprovechar para leer a su lado o para hacer algunas tareas en conjunto. Empatizar con el niño y evitar que este se sienta disminuido en relación a otros niños es fundamental.

Puede que el niño presente problemas de aprendizaje o un problema escolar que le induzca a obtener bajas calificaciones. Es por ello que, es necesario descartar cualquier patología o problema de aprendizaje que impida el correcto desenvolvimiento del infante en la escuela.  No debemos caer en el prejuicio de considerarlo un vago. En momentos así, lo mejor es  brindarle apoyo al niño y abordar la problemática en familia. Buscando, también, ayuda profesional en el proceso, con el fin de solventarlo y que las notas mejoren en el próximo curso. Hay que recordar que, incluso, los grandes genios como Albert Einstein no eran precisamente los mejores de su clase; por lo tanto, es necesario saber cómo identificar problemas de aprendizaje en tu hijo.

¿Debemos premiar a nuestros hijos por aprobar en la escuela?

Los padres deben fomentar la responsabilidad en sus hijos: estudiar es su deber. Como escolares se tiene la obligación de estudiar y por ende aprobar sus asignaturas. No es recomendable premiar a los hijos por el hecho de obtener buenas calificaciones; recordemos que ese es su deber. No obstante, es muy importante felicitarlos y estimularlos a que continúen con el alto rendimiento, los estímulos son muy importantes para que el niño sienta que está haciendo las cosas bien y que su esfuerzo es reconocido, por lo que, desligarse de las bajas calificaciones es el resultado de su esfuerzo. Hay que enseñar al niño a sentirse satisfecho por sus logros y no buscar el éxito académico únicamente para sentirse elogiado o en su defecto premiado. Este comportamiento solo fomenta una relación vertical entre aquellos que elogian; es decir,  padres, profesores y el elogiado. Esto, es lo mismo a una relación de dependencia, debes enseñarle a tu hijo que, lo que se haga por uno mismo es únicamente por el propio bienestar y por lo tanto, la satisfacción es personal.

Sin embargo, algunos psicólogos infantiles determinan que no está de más reconocer a aquellos niños que no tienen bajas calificaciones. A veces, unas palabras de aliento ayudan demasiado a la realización personal del niño, puesto que, permite transmitir la certeza de que los padres son conscientes de su esfuerzo. Al destacarse en sus obligaciones académicas, el niño tendrá más tiempo de disfrutar de sus vacaciones, ya que no tendrá esa obligación extra de someterse a recuperación en el mes de descanso.

Bajas calificaciones: ¿cuadernos y estudios en vacaciones?

Una vez se entregan las notas y llegado el momento de las vacaciones, muchos padres consideran la oportunidad de que el niño siga estudiando, esto con el fin de que sus hijos puedan practicar lo aprendido o que adelanten los conocimientos del año que viene. La idea es que no tengan bajas calificaciones, sin embargo, hay que ponerse en la situación de los niños: a nadie le gustaría que en sus momentos de descanso le pongan más obligaciones, sobre todo, cuando ya las han superado con esfuerzo. No hay mejor recompensa que el poder distraer la mente con el ocio y el descanso es necesario para el desarrollo personal.

No son necesarios los cuadernos ni los estudios en vacaciones. Desconectar la mente y descansar trae grandes ventajas. Los días de vacaciones no harán que el niño olvide todo lo aprendido en el curso anterior. Por tal, los padres deben despreocuparse y darles a sus hijos el descanso que se merecen. Los niños al darle cabida al ocio desarrollan la imaginación. En fin, no debemos privarles de su infancia, pues es un momento que sólo se repite una vez en la vida.

 

Related Articles

Deja un comentario

¡NO COMAS CUENTO! Una dieta sana no es lo que crees. con Julio Basulto

Cierre de Segunda pre-venta....

-
x