fbpx
Inicio Salud y bienestar ¿Dolor en las articulaciones? Después de leer esto no dejarás de usar el limón

¿Dolor en las articulaciones? Después de leer esto no dejarás de usar el limón

Por Phrònesis

La cáscara de limón, ideal para el dolor en las articulaciones

El limón es considerado un superalimento que ayuda en la lucha contra muchas enfermedades. La cáscara, en especial, puede desde disminuir el colesterol hasta bajar el peso. Receta fácil para combatir el dolor.

Los que sufren dolores en sus articulaciones conocen perfectamente lo que significan. Sin dudas, ese flagelo afecta la calidad de vida de quienes lo padecen. Afortunadamente, existen cosas que se pueden hacer para combatir esta situación. Y una de esas es la adopción en la dieta del consumo de limón y, principalmente, de la cáscara del limón.

¿Por qué limón? Los limones contienen vitamina C, alrededor del 31% de nuestro valor diario recomendado. Esta vitamina es necesaria para formar una proteína importante en nuestro cuerpo, principalmente en la piel, los tendones, los ligamentos y los vasos sanguíneos. También es vital para la reparación de las capacidades de nuestro cuerpo y ayuda a sanar heridas, forma tejido en cicatrices y mantiene el cartílago, los huesos y los dientes.

Además, los limones están llenos de vitamina A, B1, B6, magnesio, bioflavonoides, pectina, ácido fólico, fósforo, calcio y potasio, por lo que es considerado un superalimento. Protege la salud y ayuda en la lucha contra las enfermedades y microorganismos nocivos. También afecta positivamente a los intestinos, el estómago, el hígado y ayuda a estimular el sistema inmunológico.

¿Y la cáscara? La corteza del limón tiene toda la vitamina C y calcio que necesitamos para mantener y mejorar la salud de los huesos.

Entre otros beneficios se pueden encontrar estos:

– Puede disminuir los niveles de colesterol: la cáscara de limón contiene potasio, que puede ayudar a mantener los niveles de presión arterial y flavonoides polifenólicos, que ayudan a reducir el colesterol malo.

– Se puede aumentar la inmunidad y la digestión: las cáscaras de limón tienen fibra dietética que animan los movimientos intestinales saludables y tienen una gran cantidad de vitamina C, que puede tratar un dolor de garganta, gripe, resfriados comunes e infecciones similares.

– Puede mejorar la piel: el ácido cítrico y vitamina C en las cáscaras de limón ayudan a destruir los radicales libres, responsables del envejecimiento y las manchas oscuras en la piel.

– Ayuda a perder peso: la cáscara de limón también contiene pectina, elemento que impide que tu cuerpo absorba el exceso de cantidades de azúcar.

¿Qué causa el dolor en las articulaciones?

El dolor articular puede ser causado por una condición médica, como la osteoartritis, artritis reumatoide, bursitis y gota, o también puede ser el resultado de una lesión como un esguince o torcedura. Las articulaciones conectan a los huesos entre sí, lo que hace posible que movamos nuestros miembros y otras partes de nuestro cuerpo; pero a veces, el cartílago que evita que los huesos rocen entre sí se desgasta por una serie de razones. Esto hace que sintamos dolor en las articulaciones, lo que puede ser molesto en lo más mínimo y debilitante como máximo.

Receta fácil para utilizar la cáscara de limón para calmar los dolores articulares

Añadir limones a tu dieta diaria ayuda en la prevención de enfermedades, en estados como la gripe, laringitis, infecciones bacterianas y la presión arterial alta. Las últimas investigaciones indican que los limones también pueden ayudar a los pacientes a combatir el cáncer.

Ingredientes:

– 4 limones
– Aceite de oliva

Instrucciones

– Pon la cáscara de limón en un frasco y después vierte el aceite de oliva hasta que se llene todo el frasco.

– Cierra el frasco y deja reposar durante dos semanas.

– Pasado ese tiempo, se puede poner un poco sobre una gasa limpia y colocarlo en la articulación afectada. Para eso, puedes colocar una bolsa de plástico en la gasa y un repasador sobre la bolsa, en forma de envoltura. Tienes que hacerlo antes de acostarte, ya que en la noche es cuando se relajan las articulaciones de los brazos y piernas. A la mañana siguiente, ya deberás notar la mejoría.

¡Buena suerte!

Fuente: http://www.clarin.com

Related Articles

Deja un comentario

¿Debería separarme? Cómo saber cuándo tomar esta decisión y qué hacer para proteger mi salud mental - Dr. Diego Castrillón

Primera preventa finaliza en:

-
x