fbpx
Inicio Salud y bienestar Cuidados para la salud de tus ojos

Cuidados para la salud de tus ojos

Por Phrònesis
Cuidados para la salud de tus ojos

En la mayoría de los casos, las discapacidades visuales se encuentran asociadas a alguna patología, situación o evento que puede prevenirse. A continuación te damos algunas claves que puedes considerar para cuidar y  mantener en buen estado la salud de tus ojos

Los ojos

Ubicados de manera frontal en nuestra cara, ejercen la función de la visión hasta con un margen de 180° sin girar el cuello. Este importante y complejo órgano representa uno de los 5 sentidos que te permiten comunicarte de forma estrecha y directa con el medio que te circunda.

Su función básicamente es captar la luz y transformar esta información en impulsos electroquímicos que serán comunicados al cerebro a través de las neuronas, de esta forma logramos captar y entender el medio en el que vivimos y mucho más allá.

Disfrutar de bellos paisajes, distinguir los colores, evaluar los alimentos que consumes, y hasta comunicarte con una simple mirada con otra persona; todo gracias a este importante órgano.

Cuidando de tus ojos a diario

En la actual dinámica de vida, diversos factores pueden afectar de manera negativa la salud de tus ojos, es muy  importante que a diario cuides de ellos. A continuación nuestras recomendaciones para mantener una buena salud visual:

1. La importancia de la higiene:

Como cualquier parte de tu cuerpo, es vital que mantengas una correcta limpieza de tus ojos. Evita tocarlos con las manos sucias. En lo posible, lávalos con agua potable y fresca antes de dormir o con alguna solución de lágrimas artificiales, para retirar los excesos de suciedad que puedan almacenarse en su interior. Un ojo limpio es sinónimo de un ojo saludable.

2. Aplicación de productos:

¡Cuidado! Evita los remedios caseros como el jugo de limón o la miel. Estas son sustancias que pueden irritar tu aparato ocular y hasta afectar la cornea. Los gases también pueden afectar el ojo: evita aires contaminados, productos en gotas o gel que no sean de prescripción médica o productos vencidos. Consulta con tu médico oftalmólogo si sientes resequedad o ardor.

Si deseas aplicar maquillaje asegúrate de que no te cause alergia y al momento de la aplicación evita cualquier partícula o roce directo con el globo ocular.

3. El tiempo frente a la pantalla:

Cada día es mayor el tiempo que se emplea frente a una pantalla, bien sea por trabajo en el computador, por distracción en el televisor o para comunicarnos con los celulares inteligentes y otros dispositivos.

La comunidad científica ya ha alertado acerca de la sobre estimulación del ojo por estas pantallas y los daños que esto puede acarrearle, generando enfermedades y problemas en ocasiones irreversibles.

Disminuye el tiempo que empleas frente a cualquier pantalla y cuando la estés usando, realiza pausas separando la atención visual de ellas, parpadea en varias oportunidades para mantener una lubricación óptima.

4. Proteger tus ojos:

Brinda la protección necesaria a tus ojos cuando te encuentres en situaciones que no puedas controlar. En días soleados usa lentes de sol certificados, con protección UV comprobada.

También cuando te dispongas a nadar, en la playa o en la piscina usa lentes para esta actividad y así no expones tus ojos a la acción irritante de estas aguas.

5. Cuida lo que ingieres:

Muchos de los daños que puede sufrir tu salud visual se presentan por la ingesta de productos inadecuados. No te auto mediques, ciertos fármacos tienen la facultad de producir cambios o afectar partes del ojo, dañándolas de manera irreversible.

El consumo de bebidas alcohólicas adulteradas también resulta en daños para tu salud visual. En eventos y momentos sociales ten la certeza de consumir bebidas que sean certificadas con los permisos respectivos.

Mantén una alimentación equilibrada y variada, incorpora diariamente frutas y vegetales, estos te aportaran vitaminas y minerales que influyen directamente en tu salud visual. Aumenta el consumo de vegetales verdes como la espinaca y otros como la zanahoria y la ahuyama, que ayudan a mejorar tu aparato visual.

Recuerda: si sientes alguna alteración o desmejora de tu visión, acude de forma inmediata con un especialista. Realízate chequeos de manera regular, al menos una vez por año.

La mayoría de las enfermedades visuales pueden prevenirse y corregirse si se atienden correctamente.

Related Articles

Deja un comentario

Pautas de crianza para las mamás y papás millennials. Conferencia virtual.

Últimas horas con 40% dto.

-
x