fbpx
Inicio Superación Consejos prácticos para hacer de la lectura un hábito

Consejos prácticos para hacer de la lectura un hábito

Por Phrònesis
Consejos prácticos para hacer de la lectura un hábito

La lectura, una puerta abierta a un mundo encantado”, Francois Mauriac

Todos reconocemos los beneficios que nos trae la práctica frecuente de la lectura y en algún momento de nuestras vidas nos hemos propuesto como meta leer más, hacer de la lectura un hábito. Es cierto, en estos tiempos de tecnología y redes sociales, podemos afirmar que todos leemos. Pero, ¿tenemos el hábito de la lectura? ¿Lo practicamos conscientemente en libros que nutren y expanden nuestra capacidad de análisis? ¿Lees por placer o por obligación?

Estamos seguros de que para aquellos que tienen este hábito no hay periodo de descanso. Terminan un libro e inician otro sin días de interrupción, porque leer para ellos no implica esfuerzo. Se trata de una actividad placentera a la que se entregan voluntariamente.

¿Cuál es el secreto?

Estas personas se conectan con la lectura desde el disfrute.

Tener el hábito de la lectura es como dormir por las noches, alimentarse o bañarse. Se hace porque sí, sin más excusas o razones. ¿Dejaríamos de cepillarnos los dientes un día, sin sentirnos incómodos? ¿Verdad que no? Así es con la lectura, una vez que la agarras no puedes soltarla.

¿Cómo lograrlo? ¿Está reservado a los intelectuales? ¿A personas de inteligencia superior? ¡Por supuesto que no! Cualquiera puede hacerlo.

Acá te compartimos 7 consejos prácticos para que aprendas el hábito de la lectura de una forma sencilla. Olvídate de leer por compromiso u obligación. Se trata de divertirse y relajarse. Solo necesitarás un poco de disciplina y voluntad.

● Elige un horario o un momento determinado

Si usas transporte público, emplea ese tiempo del traslado a tu trabajo o centro de estudios, en leer.  Dedícale a la lectura unos minutos antes de dormir. Al principio es muy importante que sea un horario fijo, debes acondicionar tu cerebro para adquirir el hábito, lo cual, como se sabe, se logra en apenas 21 días de práctica ininterrumpidos.

● Empieza por metas cortas que te aseguren victorias tempranas

Puede ser por ejemplo un cuento corto al día o si prefieres los artículos, inicia con un tema de tu interés. No te impongas metas ambiciosas, el secreto es ir progresivamente, con perseverancia. ¿Qué tal 5 minutos de lectura el primer día?

● Busca un libro que te llame la atención

Depende de la experiencia previa, si eres de los que nunca ha leído más que el periódico o las redes sociales, el libro además de resultarte interesante, debe ser de una temática fresca y fácil de leer. Te recomendamos cualquier libro de cuentos cortos.

● Dale tres oportunidades a ese libro

Si te aburren las primeros cinco páginas, dale la oportunidad del tercer día. Si sigues aburrido, cambia de libro, pero ¡mantente en tu meta de leer!

● Busca un aliado

Encuentra a alguien conocido a quien le guste la lectura. Comparte la experiencia, coméntale lo que has leído. Verás que despiertas su interés. Disponer de temas de conversación reforzará tu disposición a leer.

● Al pasar los 21 días, proponte una meta más ambiciosa

Elabora tu lista y actívate a leer los libros que siempre han llamado tu atención. Bájalos al teléfono. Se trata de leer, no importan el formato, pero sí tus preferencias.

● Cambia tu rutina diaria para destinar más tiempo a la lectura

Menos horas de TV por más tiempo para leer. Involucra a tus seres queridos, organiza sesiones de lectura familiar, con hijos o pareja. Prueba leerles en voz alta. ¡Intercambien roles! Leer también puede ser una oportunidad para compartir en familia.

Recuerda: siempre puedes hacer cambios positivos en tu vida y estos dependen de ti. Leer diariamente es uno de ellos. ¿Qué libro comenzarás a leer hoy?

Related Articles

1 comentario

Arturo 5 septiembre, 2020 - 8:20 am

Muy interesante es la lectura

Responder

Deja un comentario

%d bloggers like this: