fbpx
Inicio Superación Consejos para reconocer una persona controladora

Consejos para reconocer una persona controladora

Por Phrònesis
Consejos para reconocer una persona controladora

Qué difícil encontrarse con personas que pretenden manejar la vida de los demás a como dé lugar. Desde tu hermano, tu mejor amigo, tu pareja, algún familiar, entre otros, quienes quieren encargarse de controlarte. La característica principal de estas personas radica en su faceta de encanto pero, tienen la personalidad completamente distinta. Ellas siempre ponen en bandeja de plata soluciones, ideas, mecanismos, etc., escondiendo un manojo de manipulación. En este artículo te brindaremos consejos para que identifiques una persona controladora y la mantengas alejada o la saques de tu vida.

En primer lugar, debes saber que no existe nadie perfecto, ni con las condiciones totalmente favorables para otro. Entonces sácate de la cabeza y no permitas hacerle creer a esa persona que cree tener la razón. Una persona verdaderamente atenta, sociable, amable, te escucha y deja comentarios suyos a modo de detalle. Por el contrario, la persona controladora pretende implantar en los demás su concepto y su punto de vista. Esta persona no permite que de su boca salga un “no sé” o, al menos, exclama una respuesta que le defienda irrefutablemente. ¡Corre! porque es evidente cuando alguien quiere ser explicativo, con datos y detalles, a otra que no puede perder la batalla verbal.

Cuando esa persona es maltratadora con cualquier otra; su mirada, su tono de voz, su solución, etc. tienen que sobrepasar al otro. Si sus soluciones son el castigo, el dolor físico y psicológico, los golpes, las ofensas, ¡huye en cuanto puedas! Su abuso, filtrado a través de consejos, ideas y opiniones, pierden todo el sentido al convertirse en un dolor de cabeza antes que una solución. Por lo general, un comentario suyo plantea una solución positiva, pero lleva un objetivo totalmente negativo.

Entre otros detalles, estas personas critican tus gustos, desde los más esenciales hasta los más arraigados a ti. No soportan cierta vestimenta, accesorio o lujo porque, de inmediato, maquina una respuesta que, supuestamente, te puede dar la sociedad. También, te cohíben de escuchar cierta música, leer libros, ver películas y demás, que deben ser cambiados por los que a ella sí le parecen ideales. Entre otras razones, prohíbe algunas comidas por sus contenidos y las cambia por otras que sí surten determinado efecto. En general, no permite que tus gustos sean plasmados por ti, sino plasmar los de ella, ya que sí traen beneficios para ti y la sociedad.

En esta era digital, es ideal identificar que esa persona es controladora cuando debe tener acceso a tu privacidad. Debe contar con acceso a tu dispositivo móvil y computador, además de saber quién y para qué tiene contacto contigo. “No deberías hablar con él”, “ella no te da ningún beneficio”, “dile que no te hable” o “no le hables”, son algunas de sus frases en este sentido. Además, debe acceder libremente a tu armario, cajones, bolsos, a razón de que “no tienes nada que esconder”. Esta persona tomará cada vez más posesión de ti, si no plantas una barrera a tu privacidad y espacios reservados.

Ten cuidado de estas personas que, aunque no lo creas o, por el contrario, lo reconoces, no lograrán nada más que afectar tu vida. Pon parámetros de conducta, socialización, bienestar, y deja claro hasta dónde van los espacios.

Related Articles

Deja un comentario

Cyber Monday: descuentos hasta del 70%

Los descuentos terminan en:...

-
x