fbpx
Inicio Salud y bienestar Conoce la iniciativa que ayuda a mejorar el uso de los antibióticos

Conoce la iniciativa que ayuda a mejorar el uso de los antibióticos

Por Phrònesis
Conoce la iniciativa que ayuda a mejorar el uso de los antibióticos

Hoy en día, la industria farmacéutica se ha ganado un sitio en la lista negra de muchas personas. Las noticias acerca de los posibles efectos negativos de fármacos genéricos ha hecho que el mundo voltee la mirada y decida recurrir a la medicina natural.

Otro motivo que ha impulsado a las personas a buscar opciones es el margen de error de los fármacos. Con el tiempo, el cuerpo crea resistencia ante la acción de ciertos medicamentos y esto hace que se vuelvan menos efectivos.

Aunque los métodos alternativos y plantas curativas pueden funcionar para algunas personas (ya que todos los fármacos derivan, al fin y al cabo, de la naturaleza), no actúan con la misma rapidez ni son tan eficaces como los medicamentos procesados en un laboratorio. Ante esta encrucijada, el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) ha iniciado una campaña nacional para ayudar a las personas a mejorar la forma en que utilizan los antibióticos e intentar reducir al máximo la resistencia a estos medicamentos, que se ha convertido en un problema de salud pública.

Se estima que, cada año, cerca de 2 millones de personas se infectan con bacterias resistentes a los antibióticos, y unas 23,000 personas mueren por esta causa.

Los antibióticos salvan vidas, pero también pueden ser un arma de doble filo

Aunque los antibióticos fueron creados para combatir enfermedades, hay momentos en los que pueden tener efectos contraproducentes, y la resistencia es uno de ellos.

El CDC indica que la resistencia es producto de las recetas innecesarias que se emiten en consultorios médicos y centros de salud. Existen desequilibrios en nuestro organismo que pueden ser perfectamente regulados sin la ayuda de medicamentos, por desgracia, nos hemos acostumbrado a tratarlo todo con ayuda de los fármacos y esto hace que pierdan fuerza a la hora de abordar enfermedades realmente graves.

Hace unos años, el doctor Allen Frances, quien dirigió durante mucho tiempo el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM),  dijo que la psiquiatría tampoco había podido anticiparse a la industria farmacéutica, y que el mundo había llegado a un punto en que todos podíamos ser considerados “enfermos mentales”.

Allen dijo a la prensa española que la industria farmacéutica estaba haciendo creer a las personas (inclusive a los médicos) que las píldoras son capaces de resolver cualquier problema, cuando en realidad, en un contexto erróneo, acostumbrarse a ellas resulta en una gran discapacidad.

“El exceso de medicación causa más daños que beneficios. No existe el tratamiento mágico contra el malestar. (La solución es) controlar mejor a la industria y educar de nuevo a los médicos y a la sociedad”, opina Frances.

En el caso de los antibióticos, existe un cuadro de afecciones que indica si son necesarios o no. La campaña del CDC insta a los profesionales de la salud a guiarse por este cuadro para evitar los efectos de la resistencia.

Afecciones comunes que indican si son necesarios o no los antibióticos, según el Centro para el Control y Prevención de Enfermedades

  • Infección estreptocócica de la garganta: Causada por bacterias. Se necesitan antibióticos.
  • Tosferina: Causada por bacterias. Se necesitan antibióticos.
  • Infección de las vías urinarias: Comúnmente causada por bacterias. Se necesitan antibióticos.
  • Sinusitis: Comúnmente causada por bacterias o virus. Podrían necesitarse antibióticos.
  • Infección del oído medio: Comúnmente causada por bacterias o virus. Podrían necesitarse antibióticos.
  • Bronquitis/resfriado del pecho (en niños y adultos que de otra forma son sanos)*: Comúnmente causada por bacterias o virus. No se necesitan antibióticos.
  • Resfriado común y moqueo: Causado por un virus. No se necesitan antibióticos.
  • Dolor de garganta (que no sea por infección estreptocócica): Comúnmente causado por virus. No se necesitan antibióticos.
  • Influenza (gripe): Causada por un virus. No se necesitan antibióticos.

El CDC recomienda a las personas poner en práctica medidas sencillas para sentirse mejor, mantenerse sano y evitar contagiar a otros en caso de haber contraído un virus. Algunos consejos  de fácil aplicación incluyen:

  • Lavarse bien las manos
  • Consultar con un profesional médico acerca del mejor tratamiento posible para su enfermedad
  • Cubrirse la boca al toser o estornudar, y lavarse las manos después
  • Procurar quedarse en casa cuando se esté enfermo
  • Ponerse al día con todas las vacunas recomendadas por la Organización Mundial de la Salud, entre ellas, la influenza

Related Articles

Deja un comentario

¡NO COMAS CUENTO! Una dieta sana no es lo que crees. con Julio Basulto

Cierre de Segunda pre-venta....

-
x