Inicio Pareja y sexualidad Cómo combatir las ganas de volver con tu ex

Cómo combatir las ganas de volver con tu ex

Por Phrònesis
Cómo combatir las ganas de volver con tu ex

En ciertos momentos de debilidad y soledad, la mente nos transporta hacia los recuerdos del primer amor. Como un ave fénix ansiosa, un amor antiguo surge de las cenizas con una fuerza insólita. Esos instantes cuando la nostalgia nos empuja a dilemas que fluctúan entre el pasado y el presente.

La soledad de una habitación o los encuentros frente a la almohada, vulneran nuestra mente y nos atormentan con lo que podría haber sido y no fue. Sin darnos cuenta, le hacemos un sentido homenaje a los años de desenfreno junto a alguien que, evidentemente, ya no está en nuestras vidas.

En lugar de luchar con el pasado, hazlo parte de tu evolución

Estos incómodos episodios que reviven el dolor supuestamente ya curado, necesitan canalizarse de tu mente. No se trata de borrar toda conexión con el pasado y asumir la vida como si no hubiera existido nada antes del presente. Las experiencias vividas hacen parte importante de nuestra formación emocional y fortalecimiento psicológico.

Lo importante es separar el sentimiento de dolor de aquellas memorias que inevitablemente llegarán a nuestra mente y  recordarlas con agrado. En otras palabras, cerrar ciclos con asertividad.  

Si aún veneras a tu primer amor y lo tienes como punto de referencia para comparar tu relación actual, quítalo del medio. Estás siendo injusto con tu pareja porque es muy probable que tu mente haya fabricado una imagen idealizada de lo que fue. No pongas a la persona que amas a competir con un ser inexistente y cuasi perfecto que solo existe en tu imaginación. Mejor concéntrate en lo que tienes, en lo que es tu mundo afectivo, en lo que eres, en lo que tu pareja representa para ti. Realismo crudo y bello, eso es el amor maduro”, Walter Riso.

Si quieres evolucionar, no debes retroceder

El tiempo es un maestro curativo sin igual. Sin embargo, no todas las personas sanan con la misma rapidez. Posiblemente, tu expareja ya consiguió continuar con su vida y ahora lleva una nueva relación saludablemente emocional. Tu necesitas encontrar tu propio ritmo evolutivo y esperar el momento indicado para estar en pareja de la manera adecuada.

Aunque puede suceder lo contrario; tu pareja te busca insistentemente con la esperanza de retomar lo que antes tenían como si aquellas cosas que los separaron nunca hubiesen existido.

Aprende a entender el timing de tus emociones e interpretarlas para seguir adelante. Si insistes en retomar lo que ya terminó, estarás estancada o estancado emocionalmente por los siglos de los siglos.

Sigue tu vida, sea cual sea la etapa de evolución que vayas atravesando. Si actúas con inteligencia, seguro llegará el día en que los recuerdos de tu ex te harán sonreír porque te enseñaron a ser mejor persona.

Haz una introspección sincera de tu esencia

En tu proceso evolutivo, es necesario realizar un análisis profundo y, sobre todo, sincero de lo que eres en esencia. Es posible que el duende del escepticismo te llene constantemente la cabeza de razones por las cuales sería buena idea intentarlo de nuevo con tu ex.

Por eso es importante tener muy claras las razones por las cuales realmente quieres intentarlo de nuevo. Si es puro miedo a caer en soledad, si te hace falta en la cama o es el mero apego a esa persona, necesitas organizar tus prioridades.

Los argumentos deben tener siempre algo que aporte a tu crecimiento y realización personal. Los caprichos suelen confundirse entre lo importante, lo urgente, lo esencial y lo conveniente”. 

Preocúpate por encontrar razones de peso que te satisfagan a largo plazo a nivel interior, individualmente y sin agredir a los demás. De esta manera, esas satisfacciones efímeras llegarán acompañadas de una persona que vaya con tu mismos propósitos.  

Cómo combatir las ganas de volver con tu ex

Evalúa las verdaderas razones para querer volver con tu ex pareja. La soledad, no es una de ellas.

Considera a quién amas más

Las sensaciones de soledad, apego, ausencia, vacío y todas aquellas que vienen con las rupturas amorosas, confunden profundamente el juicio de las personas. Frases como “La amo más que a nadie” o “no soy nadie sin él”, transgreden el autoestima descomunalmente.

Si tienes la suficiente paciencia, te darás cuenta que no hay persona más importante que tú misma/o y que no necesitas de nadie para ser alguien. Aprende a enamorarte de ti. Por eso, es vital que entiendas las razones por las cuales quieres regresar con tu expareja, si la amas aún y si ese amor te genera conflictos con tu amor propio.

Por último, escucha a tus seres queridos. Los deseos de retomar una relación que ya ha terminado pueden hacerte descubrir cuán terco o terca puedes llegar a ser.

No hay una ley que dicte el rotundo fracaso para aquellas personas que deciden unirse de nuevo luego de haberse separado. Sin embargo, cada caso tiene sus propias razones y argumentos para existir. Considera muy bien si ambos están en la total disposición emocional y tendrán la dedicación necesaria para intentarlo de nuevo.

Si hay tan siquiera una duda en alguno de los dos, seguro que lo mejor es trascender y continuar con la evolución propia. La peor creencia de un romántico empedernido es pensar que de amor se va a morir.

Related Articles

Deja un comentario