fbpx
Inicio Pareja y sexualidad Comida Vs Sexo: ¿Qué prefieren los hombres, comer o hacer el amor?

Comida Vs Sexo: ¿Qué prefieren los hombres, comer o hacer el amor?

Por Phrònesis
Comida vs sexo, ¿qué prefieren los hombres, comer o hacer el amor?

Ahora parece quedar más claro por qué el hombre suele estar más interesado en la recompensa sexual al final de la cena romántica. Durante la cita, no estará pensando precisamente en el menú, sino en el banquete que le aguarda después. ¿Por qué? ¿A qué podría obedecer esta elección?

La respuesta a estas cuestiones la puedes encontrar en el estudio dirigido por Douglas Portman, profesor del Departamento de Genética Biomédica de la Universidad de Rochester en Nueva York. En la investigación, el autor señala que, debido a mínimas diferencias en los circuitos del cerebro de hombres y mujeres, los primeros anteponen el deseo sexual a la necesidad de comer.

Los científicos liderados por Portman determinaron que el cerebro masculino está programado de tal forma que no se interesa por la comida y se enfoca más en la búsqueda de una pareja con quien tener sexo. Esto, se determinó luego de estudiar el comportamiento de gusanos microscópicos (C. elegans). Pero, ¿es posible comprender el comportamiento humano a través de la conducta que tienen algunos animales?

Estudio con gusanos ayuda a entender el cerebro masculino

En la investigación de la Universidad de Rochester la cual fue publicada en la revista Current Biology, se analizó el comportamiento de dichos gusanos, los cuales ya habían sido utilizados para entender mejor la biología humana, en especial, el sistema nervioso.

De este modo, los expertos observaron lo siguiente:

  • Existen 2 géneros de C. elegans: machos y hermafroditas.
  • Los gusanos hermafroditas tienen más desarrollado un mecanismo en que ciertas neuronas identifican y responden a los olores de la comida, por lo que se interesan más en comer.
  • Los machos, por su parte, tienen menos activo este mecanismo, por lo que no suelen concentrarse en comer, sino en aparearse.

Además, los investigadores fueron capaces de modificar genéticamente ambos géneros, alterando su conducta, por lo que el equipo de Portman pudo demostrar que se puede cambiar el comportamiento si se regulan las propiedades de una sola célula.

Los resultados de esta investigación, de acuerdo con Portman, ayudan a entender por qué el comportamiento de hombres y mujeres es diferente e, incluso, determinan las razones por las que cada género puede tener mayor predisposición a ciertos trastornos neurológicos.

No hay que conquistarlo por el estómago

¿Qué te parece? Según este aporte científico, ya no sería condición primordial enamorar al hombre por el estómago. Pero no hay de qué preocuparse: existen otras alternativas en la intimidad que, de común acuerdo, pueden preparar y disfrutar juntos.

De igual manera, considerando que el hombre piensa en sexo con mayor frecuencia (unas 19 veces al día según un estudio de la Universidad Estatal de Ohio, realizado en 2011), mientras que en comida solo lo hace 11 veces, ya sabes que si quieres complacerlo, hay un “menú” en el que debes poner mayor esmero.

En el caso de las mujeres, de acuerdo con dicha investigación publicada en Journal of Sex Research, ellas piensan en sexo unas 10 veces al día y en la comida, unas 15.

En Phronesis es un gusto poder contribuir a tu bienestar y es lo que solemos buscar día a día con nuestra comunidad. ¿Crees que este tipo de avances que la ciencia aporta nos hacen crecer y conocernos más como seres humanos?.

Por: Editorial Phronesis.

Related Articles

Deja un comentario

📣¡Quedan pocos días! 40% OFF ¡CÓMO CARAJOS TE OLVIDO!

Un curso para sacarse al ex de la cabeza y el corazón 🚫USD 300 ✅USD 180

-
x