fbpx
Inicio Salud y bienestar Claves para saber si el cansancio es por una enfermedad y cómo lidiar con él

Claves para saber si el cansancio es por una enfermedad y cómo lidiar con él

Por Phrònesis

Pareciera que las personas están más cansadas en determinados momentos del año. La dinámica anual y el ajetreo diario pasan la cuenta por lo que resulta recurrente observar a la gente agotada y con falta de energía.

El agotamiento o cansancio en la mayoría de ocasiones es transitorio y es posible atribuirlo a causas diversas y concretas, como por ejemplo días intensos laborales, falta de sueño reparador, viajes, situaciones estresantes a nivel personal, conflictos familiares, etc.

Es importante ser cuidadosos, ya que existen ocasiones en que el agotamiento, la debilidad y el cansancio pueden ser la fachada de una enfermedad mayor y en ocasiones preocupante, sobre todo cuando las molestias perduran en el tiempo y van más allá de una sensación de flojera generalizada. Si estos síntomas o percepciones se vuelven permanentes es importante acudir en busca de ayuda médica especializada para realizar un estudio y definir el origen de la situación.

Existen diferentes enfermedades que incluyen dentro de sus síntomas el agotamiento y la fatiga. Las opciones son diversas, pudiendo referir causas dispares. A continuación incluimos algunas de ellas:

  1. Enfermedades de tipo infecciosas

    estas pueden ser causadas por hongos, bacterias o virus y ser tan disímiles como un sarampión o síndrome de inmunodeficiencia adquirida.

  2. Infecciones simples

    pudiendo ser incluso una patología tan común como una incipiente gripe o resfriado.

  3. Trastornos del sistema inmune

    es común que cuando el sistema inmunológico falle, los enfermos sientan menor ánimo y mayor cansancio.

  4. Agotamiento

    este se puede presentar por situaciones especiales como por ejemplo el embarazo o la menopausia explicarían un cansancio reiterativo.

  5. Síndrome de fatiga crónica (SFC o síndrome de cansancio crónico)

    es un trastorno devastador y complejo. Las personas con SFC tienen un cansancio abrumador y una gran cantidad de otros síntomas que no mejoran con el descanso y que pueden empeorar con la actividad física o el esfuerzo mental.

Estas son algunas de las enfermedades que pueden esconderse tras el cansancio. Pero, ¿qué acciones tomar para prevenir el cansancio crónico si no existe una enfermedad biológica de base? Según Joaquim Fernández Solá, en su libro “Sobrevivir al cansancio”, se recomiendan las siguientes dinámicas:

  • Duerme 8 horas diariamente: descansar entre las 10 de la noche y 7 de la mañana es el período óptimo para contribuir al sano descanso corporal y mental.

  • Realiza pausas saludables: tomarse pequeños recreos durante la rutina diaria es una dinámica sana que aporta en el descanso. Recluirse en un lugar tranquilo, por ejemplo un jardín, inspirando y expirando pausadamente puede ayudar a distenderse y sobrellevar el resto de la jornada habiendo contado con la oxigenación necesaria.

  • Come de manera sana: sobre todo con un desayuno contundente para luego tomar un almuerzo ligero comprendido por frutas, verduras y lácteos.

  • Descansa la vista: este es otro factor importante a considerar. Las prolongadas horas de exposición a los computadores, teléfonos móviles y televisores hacen que la vista sufra las consecuencias. Tener el hábito de abrir y cerrar los ojos rápidamente para rehidratarlos puede ser una positiva dinámica de relajación.

  • Salpica la cara con agua o toma una ducha cuando sientas que ya no cuentas con energía: el “Journal of Personality and Social Psychology” publicó una investigación que demostraba que algunas “terapias acuáticas” ayudan a mejorar la atención y disminuir el nivel de cansancio.

  • Escucha música: la música motiva, según un estudio publicado en la revista “Ergonomics”, se demostró que las personas que andaban en máquinas para correr con el apoyo musical lo hacían de manera más rápida que quienes lo hacían sin ella.

Como vemos, muchas pueden ser las causas de un agotamiento constante, es por ello que en Phronesis te recomendamos que si tu situación de cansancio ya ha sobrepasado lo que para ti es normal, consultes a tu médico, él te guiará sobre los pasos a dar en tu situación específica. Intenta no buscar tú mismo las razones para justificar el cansancio y dale importancia a la situación. Mientras más rápido lo hagas, más rápido podrás superar esta etapa y prontamente te sentirás energético y motivado.

Por: Editorial Phronesis.

Related Articles

Deja un comentario

Pautas de crianza para las mamás y papás millennials. Conferencia virtual.

Últimas horas con 40% dto.

-
x