fbpx
Inicio ColumnasEcología emocional Boleros, tangos y otros mensajes distorsionados sobre el amor, el amar y la pareja

Boleros, tangos y otros mensajes distorsionados sobre el amor, el amar y la pareja

Por pruebas
Boleros, tangos y otros mensajes distorsionados sobre el amor, el amar y la pareja

Si tú me dices ven… ¿lo dejo todo?

Nadie me dará el amor, la alegría y el goce de las felicidades que yo no siento dentro de mí. Y aunque yo tuviera el alma llena de las más dulces sensaciones, no sabría hacer dichoso a quien en la suya careciese de todo”. Goethe

Si tú me dices ven…

Igual decido venir, pero debes saber que no voy a dejarlo todo por ti. No seria bueno para ninguno de los dos. Tú no puedes llenar mi mundo ni yo el tuyo a no ser que sean mundos muy pequeños.

Si tú me dices ven…

Yo voy a continuar trabajando en mi proyecto de vida personal, manteniendo mis valores, mis sueños, mis ilusiones, cultivando mis aprendizajes, cuidando mis relaciones, continuando con mi trabajo, mis aficiones.

Si tú me dices ven…

Aunque me sienta enamorada de ti, antes de venir voy a valorar si nuestro proyecto individual de vida es compatible y también si estoy dispuesta a iniciar contigo el trabajo amoroso de construir juntos un proyecto de pareja conjunto.

Si tú me dices ven…

Igual yo también te digo ven conmigo y vamos a decidir juntos el camino que seguiremos los dos. Pero para compartir nuestro camino será necesario que ambos tengamos un camino para compartir.

Si tú me dices ven…

Quizás te proponga explorar un nuevo mapa de afectos: de sueños, ternura, ilusión, amor, amistad y pasión… y conquistar juntos un nuevo espacio, una nueva nación donde ambos podamos crecer y mejorar como personas.

Si tú me dices ven…

No lo dejaré todo ni tampoco te voy a pedir que dejes nada por mí. Respetaré tu mundo y te pediré que respetes el mío Yo te dejaré entrar en mis sueños si tu también me haces un sitio en los tuyos.

Es esencial aprender a ser y a respetarnos a nosotros mismos,  para poder vivir una relación armoniosa, y amorosa con nuestra pareja. Como dijo Oscar Wilde: “Amarse uno mismo es el comienzo de un romance para toda la vida”. Y como afirma la Ecología Emocional: No es posible dar ni hacer por los demás lo que uno no es capaz de hacer o darse a sí mismo. Este es uno de los retos de la pareja emocionalmente ecológica: Juntos, sí; pero no atados. Recuerda que amar no significa que debas perdonar lo imperdonable.

¿Has dejado alguna vez a un lado tus sueños por ir tras la persona que amas?

Por Mercè Conangla y Jaume Soler
Fundació Àmbit Ecologia Emocional
@EcoEmocional

 

Bibliografía:

Juntos pero no atados (La pareja emocionalmente ecológica). Amat
La ecología emocional. Jaume Soler i Mercè Conangla. Amat
Aplícate el cuento (Relatos de ecología emocional). Jaume Soler i Mercè Conangla Amat

INFORMACIÓN DE INTERÉS:

Máster Ecología Emocional

Related Articles

Deja un comentario

Importa más gustarme que gustar: La fuerza de la autoimagen

Cerramos 2.ª preventa con -30% dto. en:

-
x