fbpx
Inicio Pareja y sexualidad Bailar mejora la vida sexual

Bailar mejora la vida sexual

Por Phrònesis
Bailar mejora la vida sexual

Bailar es uno de los placeres de la vida que muchos disfrutan, y es que mover el esqueleto al ritmo de la música trae consigo grandes beneficios, ya que libera una gran cantidad de endorfinas que contribuyen a la producción de feromonas, relajando los músculos y afianzando la seguridad interior de la persona. Es una manera  muy divertida de reconocer y aceptar nuestro cuerpo, sobre todo, para poder disfrutarlo en compañía. Por esto, bailar puede ayudar a potenciar la vida sexual mejorando nuestra relación de pareja. En las siguientes líneas te contamos más sobre este interesante tema. ¡Presta mucha atención!

El baile es el mejor afrodisiaco en la vida sexual

Alimentos, bebidas, aromas, ropa y juguetes sexuales, son solo algunos de los afrodisíacos más comunes que podemos conseguir en el mercado y son cada vez más los productos que nos permiten mejorar nuestra vida sexual. Sin embargo, muchos desconocemos que nuestro propio cuerpo puede ser el mejor afrodisiaco de todos. Mediante el baile y junto con las emociones y movimientos que se ven involucrados en el mismo, podemos lograr la mejor alternativa para aumentar nuestra lívido y sexualidad.

Los seres humanos se atraen entre ellos, es un instinto casi animal. Esto nos hace saber que somos bastante primarios,  al igual que muchas aves, necesitamos cortejar al sexo opuesto con la danza. El hecho de bailar mejora la vida sexual de cualquiera, ya que se despierta mucha sensualidad por parte de la pareja, al punto que cada movimiento puede ser un preámbulo que invita al acto sexual.  Se trata de una antesala a lo que puede ocurrir durante la intimidad de la pareja.

Bailar da placer y bienestar

Bailar libera endorfinas, más conocidas como las hormonas del placer, producen una sensación de bienestar, euforia y alegría; favoreciendo directamente nuestra vida sexual al hacernos más activos. Al bailar hay una mayor irrigación sanguínea en nuestro cuerpo y los genitales no son la excepción, dicha irrigación es tres veces mayor a lo normal. De esta manera, los vasos sanguíneos terminan por dilatarse y junto con las endorfinas hacen que la persona esté dispuesta a seducir o ser seducida.

También, se termina excretando una hormona que se llama oxitocina, que junto con las endorfinas, colaboran para que exista un aroma sexual que se alcanza a percibir entre las personas, especialmente, por aquellos que tienen las intenciones de reproducción;  también se le conoce comúnmente como feromonas. No solo en la vida sexual, bailar brinda la posibilidad de sentirse más cómodo y seguro, bailar elimina las tensiones y aleja los pensamientos negativos, que muchas veces se traducen en serios bloqueos a la hora del sexo.

Durante el baile, la persona se libera de todo tipo de pensamiento mundano, simplemente se deja llevar, fluyendo junto al cuerpo de manera inconsciente, sólo al compás del ritmo y de la energía que se transmite en cada movimiento. Esa misma fluidez, también se ve transmitida en la vida sexual, ya que danzamos en el ámbito carnal dejando que nuestros cuerpos se fundan con el de nuestra pareja y así lograr alcanzar el clímax.

Especialistas lo confirman

La vida sexual está asociada a lo sensorial, por eso, muchos especialistas coinciden en que los elementos sexuales más poderosos son los cinco sentidos y la piel. El baile agudiza estos aspectos, la razón es muy simple: involucran el contacto físico, la mirada, el olfato, los sonidos y hasta el sabor. Gracias a esto, se gana libertad y confianza, ambos elementos fundamentales que son la base del sexo y de la vida sexual de cualquier persona.

Al bailar se disfruta del cuerpo y de la sexualidad. Así, podemos ser nosotros mismos y a la vez, eliminamos las tensiones asociadas al aspecto físico. Existe una clara percepción corporal relajada en la danza, la que permite que el erotismo fluya a través de nuestra vida sexual.

El baile es un arma de seducción infalible, y esto lo reconoce un estudio hecho en la Universidad de Hertfordshire de Inglaterra. Además, es una forma divertida de ejercitarse y hacer que los músculos pierdan rigidez, ganando a su vez, más flexibilidad, elemento que en la vida sexual es imprescindible.

La música es otra gran aliada al igual que el baile

En la vida sexual, la música es bastante imprescindible. Las parejas seleccionan una buena música durante el preámbulo o la preparación para el encuentro sexual. Siendo básicamente tan importante como elegir una botella de vino o un espacio y ambiente adecuado para crear ambiente.

No importa el ritmo. Toda melodía puede ser gratificante en nuestra vida sexual, en caso de que se quiera hacer una pausa, solo basta con apaciguar la música. La música permite relajar el cuerpo y la mente, alejando la ansiedad y permitiendo retomar de nuevo la acción cuando ya se esté preparado. No hay nada mejor que romper el silencio en el ambiente, la música termina haciendo de cualquier encuentro algo más cercano e íntimo.

Para adquirir seguridad, poder empoderarse y reafirmar la aceptación en nuestra vida sexual, el baile es la mejor opción. No hay que tener miedo de mostrar ese lado sensual, pleno y erótico. Hay que transmitir a la pareja confianza; sobre todo, esa que se logra durante el baile. El baile siempre es una excelente forma de lograr recuperar la confianza en tu pareja.

Related Articles

Deja un comentario

¿Es posible ser fiel? Cómo afrontar la infidelidad en la relación de pareja - Walter Riso

Cerramos 2.ª preventa con -30% dto. en:...

-
x