fbpx
Inicio Salud y bienestar ¿Cómo te valoras realmente? Tipos de autoestima

¿Cómo te valoras realmente? Tipos de autoestima

Por Phrònesis
¿Cómo te valoras realmente? Tipos de autoestima

Hablar de autoestima hoy día es frecuente y cotidiano entre las personas. Constantemente, puedes escuchar frases como: “Es que tiene problemas de autoestima” o “Se le bajó la autoestima”. La realidad es que, el término es usado indistintamente sin conocer que existen diferentes tipos de autoestima y diferentes palabras asociadas. Este tema va un poco más allá de esa dicotomía alta-baja; por eso te explicamos qué es, y qué tipos de autoestima hay, para que puedas reflexionar sobre cómo te valoras.

¿Qué es entonces la autoestima?

En realidad, la autoestima es parte de otro término llamado autoconcepto, que es definido como las ideas y creencias que tienes de ti mismo. Cuando a todas esas concepciones que tienes acerca de ti le das una valoración, ya sea positiva o negativa, es cuando ya podemos hablar de autoestima.

La autoestima son las valoraciones que tienes sobre ti mismo: “me quiero y me respeto”, “soy capaz de esto y mucho más” o “no soy suficiente para esta persona”. En todo caso, debes tener presente que tu autoestima evoluciona, se desarrolla y cambia con el pasar de los años, conforme vas madurando y de acuerdo a los acontecimientos a los que te enfrentes.

Tipos de autoestima

Saber cuáles son los tipos de autoestima no es una tarea sencilla, existen teorías que provienen del campo de la psicología que intentan dar una clasificación. Hornstein, especialista en el área, alude a cinco tipos de autoestima:

  • Autoestima alta y estable

Cuando eres una persona con autoestima alta estable, tienes una valoración positiva hacia ti mismo, mantienes una buena relación contigo, te aprecias… y lo más importante, es que ese estado de armonía contigo no es influida por lo que ocurra a tu alrededor, o por la opinión que tengan tus familiares, amigos y no tan amigos; se mantiene inalterable, sin desplomarse en el tiempo. No necesitas compararte ni demostrar superioridad.   

  • Autoestima alta e inestable

En este caso, también te valoras de forma positiva, igualmente te quieres, pero la diferencia principal es que no es perdurable en el tiempo, fluctúa con la opinión de los otros. Esto se debe a que no cuentas con las herramientas para enfrentarte a las críticas, y por lo general no aceptas el fracaso como una opción. Si eres una persona con autoestima alta pero vulnerable a lo largo del tiempo, debes trabajar la aceptación propia.

  • Autoestima baja estable

Esta es, quizás, las que más afecta a nivel personal, te atacas constantemente, tendiendo a infravalorarte y considerarte menos que otros. Lo más difícil acá es que esos sentimientos de inferioridad se mantienen en el tiempo, llegando a entorpecer tus relaciones interpersonales y la toma de decisiones.

Si posees baja autoestima desde hace mucho tiempo, si atribuyes tus logros a la buena suerte,  asiste con un profesional, que te ayude a evitar la ansiedad y la depresión. Te estás condenando al fracaso sin darte la oportunidad de  conocer tus fortalezas.

  • Autoestima baja inestable

Junto con la autoestima alta inestable, son las más comunes; acá al igual que la autoestima baja estable tiendes a autocriticarte y minimizarte constantemente.  La “ventaja” es que esos sentimientos de minusvalía no perduran en el tiempo. Es común que presentes estados fluctuantes de alta y baja autoestima, pasando de un estado a otro con el pasar del tiempo. Necesitas constantemente la aprobación para reafirmarte como persona.

También te puede interesar: Cómo ayudar a alguien a mejorar su baja autoestima.

  • Autoestima inflada

Por último te describimos un tipo de autoestima muy peculiar, este tipo de personas se caracterizan por tener un ego alto, llegando a creerse mejor que los demás, son individuos con una personalidad indomable que siempre exigen el reconocimiento de los otros, el típico “YOista” que nunca va a prestarte atención, ni a escucharte.

Si alguna vez has tratado con personas de este tipo, ya sabes que poseen una autoestima excesivamente alta llegando a ser personas tóxicas.

Recuerda que ningún extremo es bueno, autoestima inflada o baja te trae consecuencias negativas en todas las áreas de tu vida. Entonces detente y analiza un poco lo que puedes hacer para valorarte como la persona que eres, con fortalezas y oportunidades de mejora, sin menospreciar a los demás ni sentirte inferior a nadie. ¿Cómo está tu autoestima?

Related Articles

Deja un comentario

Black Friday: descuentos hasta del 70%

Los descuentos terminan en:...

-
x