fbpx
Inicio Pareja y sexualidad 7 síntomas alarmantes de la dependencia emocional

7 síntomas alarmantes de la dependencia emocional

Por Phrònesis
7 síntomas alarmantes de la dependencia emocional

Cuando decimos alarmantes, no exageramos. El apego emocional puede llegar a ser comparado con una adicción a las drogas pues, como ya más adelante veremos, produce falta de autocontrol, ansiedad, negación y mucho sufrimiento. Los siguientes cuestionamientos te orientarán al respecto, te permitirán realizar un análisis cualitativo; procura ser muy objetivo y observa hasta dónde presentas estos síntomas. Si tienes dos o más de ellos, cuidado, es posible que -aunque lo niegues con vehemencia- seas dependiente emocional enfermizo.

Sufres de apego emocional si:

1. Sientes necesidad imperiosa de estar cerca de la persona amada

También sientes amor la mayor parte del tiempo posible. Estos sentimientos son similares a lo que ocurre con la adicción a las drogas: cada vez necesitas una dosis más alta para poder sentir el mismo “placer”.

2. Presentas abstinencia manifiesta

Ocurre cuando dejas de sentir las manifestaciones de afecto de la persona amada. Surgen emociones similares a las de una persona adicta a las drogas, como: desorganización conductual, malestar, ansiedad o desasosiego.

3. Eres incapaz de controlar la compulsión de estar con la persona amada

Sientes que no eres capaz de regular tu propia conducta y llevas a cabo acciones compulsivas, viscerales, sin razonamiento. Es como si estuvieses fuera de sí, pierdes el control de tu propia vida.

4. Empleas mucho tiempo y esfuerzo mental y físico

Quieres mantenerte cerca de tu pareja para obtener amor de su parte. En este síntoma, muchas personas caen en el error de suplicar y mendigar, en ocasiones, un amor no correspondido. Otras, simplemente idealizan a su pareja y se enamoran de una persona que no existe, que solo está en su mente. Desgastante, ¿verdad?

Amar sin apegos es amar de manera independiente: sin posesión, sin angustia, sin miedos; siendo uno mismo a cada pulsación y a cada latido. Es querer al otro sin dejar de quererse uno mismo.

5. Presentas altos niveles de obsesión

Sientes preocupación y/o comportamientos vigilantes y controladores por miedo a perder a esa fuente de placer/seguridad (temor al abandono, a un engaño, o a la soledad). Toda tu mente está al servicio de la otra persona, las veinticuatro horas, segundo a segundo, no podrás pensar en nada más. Como le explica en su conferencia: “El posible amar sin sufrir, el arte de amar sin apegos”, existen diferencias entre una relación sana y otra carcomida por los abusos. Con ella, aprenderás a vencer la dependencia emocional.

6. Has reducido o eliminado tus actividades sociales

Dejas de lado actividades laborales o recreativas (reducción hedonista) para estar con la persona amada. Es posible que te estés alejando de tus amigos o familia por permanecer más tiempo con tu pareja.

7. Te niegas a enfrentar las consecuencias negativas de amar sin límites

Pese a tener claras las consecuencias negativas de amar sin límites (depresión, descontrol, ansiedad, baja autoestima, desorganización conductual, violencia intrafamiliar), sigues manteniendo este estilo de vida dependiente y te niegas a afrontarlo. Crees, erradamente, que no puedes vivir por fuera de esto, que la vida será aún peor por fuera de esta situación. Tus ojos están enceguecidos y no ves otra vida posible.

¿Qué descubriste?, ¿te identificas?, ¿sientes que tienes esta tendencia? Si las respuestas a las anteriores preguntas son afirmativas, debes asumir que sufres de dependencia emocional y, por lo tanto, no te queda más remedio que hacerle frente y vencerla si quieres tener una vida afectiva plena y saludable. Al indagarte ya estás dando un primer paso, un paso fundamental.

Related Articles

Deja un comentario

¡NO COMAS CUENTO! Una dieta sana no es lo que crees. con Julio Basulto

Cierre de Segunda pre-venta....

-
x