fbpx
Inicio Pareja y sexualidad 3 tipos de celos que suceden en las relaciones de pareja

3 tipos de celos que suceden en las relaciones de pareja

Por Phrònesis
3 tipos de celos que suceden en las relaciones de pareja

Los celos son algo muy común en la vida de las personas que están emparejadas. Se trata de un sentimiento negativo. Puesto que, representa posesión. A pesar de lo simplista que puede sonar, es una emoción muy compleja. Los celos dependen en gran medida de la autoestima que posea la persona. Por lo general, las personas que dan muestras de celos son inseguras y con muy poco amor propio. De esta manera, los mismos están relacionados con aspectos muy subjetivos de la persona. Los cuales, permiten definir 3 tipos o categorías que se explicarán a continuación.

Celos patológicos:

Son celos infundados sin ningún motivo en la persona. Se caracterizan por ser enfermizos. Quien los padece sentirá celos con cualquiera de las parejas que haya tenido. Siempre, induciendo a sospechas. Estas personas poseen un alto grado de insatisfacción. Así como de posesividad. Además de usar una máscara para cubrir ese fuerte miedo e inseguridad al adaptarse a los nuevos cambios que ocurren en su vida.

Las personas con celos patológicos intentan controlar a su pareja en cada aspecto de su vida. Desde lo que sienten, lo que piensan, hasta su manera de actuar. Recalcando además que, sin importar lo que su pareja haga podrá suplir esa necesidad de seguridad y confianza apelando por el sufrimiento. Estas personas se suelen criticar fuertemente. Puesto que, nunca se sienten lo suficientemente amados ni mucho menos aceptados. Estas personas no se percatan en lo más mínimo del grado de toxicidad que ponen en la relación y como cada vez la hacen más inestable. Por lo tanto, el ambiente que conciben termina por desangrar a la pareja. Así pues, terminan siendo la principal causa de que sus relaciones terminen.

Celos reactivos:

Para estos casos, las escenas de celos ocurren en una relación específica. Debido a que, con anterioridad han existido eventos de infidelidad por parte de la pareja. También, si no hay un compromiso completamente sólido. Por lo que, los celos no son más que una alarma al identificarse un peligro potencial. En casos como estos, donde existen antecedentes de infidelidades, conflictos o faltas de respeto. Vale la pena preguntarse antes de seguir con la pareja ¿El amor es realmente todo en una relación?

Para solventar este tipo de celos, la pareja debe pasar por un proceso. El cual, permita depositar confianza en ambos. Y, de esta manera, seguir avanzando ante cualquier adversidad. Los celos reactivos parten de esos indicios negativos que muestra la pareja en su conducta. Ya sea porque excluye a la persona en eventos familiares y de amigos, entre otras cosas. La persona que sufre de estos celos es consciente de que dicho sentimiento no florecerá. A menos que, haya algún tipo de situaciones que los induzcan.

3 tipos de celos que suceden en las relaciones de pareja

Los celos son algo muy común en la vida de las personas que están emparejadas.¿Quién no ha sido víctima de ellos alguna vez? ¡Conoce más sobre el tema!

Celos ocasionales:

Son los celos que emergen al principio de la relación, pero conforme la misma se va consolidando termina desapareciendo. Ya que, ambas personas terminan sintiéndose especiales el uno con el otro. Estos celos, por lo general, desaparecen cuando se da la aceptación de la familia y del ámbito social que los rodea.

Estos celos, también, pueden aparecer cuando hay cambios sustanciales en la vida de la pareja. Como es el caso de la universidad, el trabajo, mudarse a una nueva ciudad, entre otras. Los cuales, representan una nueva etapa en la relación. Sin embargo, terminan siendo temporal mientras la pareja vuelve a sentir la estabilidad y confianza el uno con el otro. Identificándose los miedos e inseguridades y encontrando el método correcto para saber lidiar con ellos.

Una persona al sentirse celosa su visión se oscurece, terminan por tomar una actitud fatalista al ofuscarse con ese fuerte temor que representa el reemplazo. Todo lo contrario al amor que abre nuevos caminos a la felicidad y una nueva visión que permite seguir adelante sin titubear.

Related Articles

Deja un comentario