fbpx
Inicio Familia 3 claves para manejar la difícil etapa de los hijos adolescentes

3 claves para manejar la difícil etapa de los hijos adolescentes

Por Phrònesis
Cómo afrontar las etapas de la adolescencia, 3 claves para manejar la difícil etapa de los hijos adolescentes

Es común toparse con padres de adolescentes desesperados por no entender qué les sucede a sus hijos. Es verdad, entre los 12 y 13 años comienza un período conocido como latencia en donde los chicos pierden interés por la compañía de sus padres, dejan de comunicarse de manera fluida e incluso parecieran mostrar cierto nivel de desapego hacia algunos valores enseñados por la familia de origen. Los cuestionamientos hacia los padres y los modelos educativos y la búsqueda de identidad se hacen presentes siendo la puerta de inicio de la independencia.

En esta etapa aparecen cambios biológicos, sociales y emocionales que deberemos apoyar y comprender para no perder la comunicación y confianza con nuestros hijos. Pero, ¿qué consejos para los padres serán positivos al momento de enfrentar esta difícil etapa? En Phronesis queremos orientarte para que puedas afrontar con menos inseguridades la transición de tu hijo de convertirse en un adulto por lo que te entregamos tres importante consejos.

  1. Tiempo a solas con tu hijo: una necesidad

    No porque el adolescente a simple vista carezca de interés en compartir tiempo con adultos quiere decir que no necesite un período con sus padres. El recordar de manera constante que cuenta con los papás y que la disposición para escucharlo y hablar siempre será una prioridad importante para entablar la confianza y la seguridad necesaria.

  2. Conversar con un adolescente

    El hablar con un adolescente no es lo mismo que con un niño. Los pequeños no son capaces de percibir los detalles ni relación, por lo que es muy diferente a la dinámica comunicacional que se entablará con un adolescente. Es por ello que simples acciones harán una gran diferencia:

    • Pon atención a tu hijo: muéstrale que te interesa y que tienes puestos todos tus sentidos en él.
    • Pon atención a tu hijo: muéstrale que te interesa y que tienes puestos todos tus sentidos en él.
    • No lo interrumpas: el obstaculizar a tu hijo mientras desea plantearte una temática que para él es importante podría enojarlo y hacerle sentir que para ti él está equivocado o que lo que dice carece de importancia. Aun cuando no estés de acuerdo con sus comentarios o ideas, deja que termine de establecer su punto de vista y luego explícale lo que desees.
    • Comprensión: Si no comprendes lo que quiere explicarte tu hijo, refiérete a ello y muéstrale que no comprendes lo que desea transmitirte. Es preferible que le hagas saber tu poco entendimento sobre el tema antes de decirle que está equivocado.
    • Tiempo: Si en el momento justo en que tu hijo quiere hablar no posees tiempo para dedicarle, explícale la situación y deja definido un momento exacto en donde tratarán el tema. No está demás decir que deberás recordarlo y buscarlo en ese momento para que no se sienta olvidado o desplazado por ti. Es fundamental que tu hijo sienta que es más importante que cualquier otro problema.
  3. Padre en primer lugar

    Muchos padres creen que el ser “amigo” de sus hijos será la mejor manera de enfrentar esta etapa, pero según el Paper de Susy Álvarez Orozco “Estrategias de comunicación para padres de hijos adolescentes” (Facultad de Educación de UADY) este método de convivencia sería un error. El adolescente es capaz de elegir a sus amigos y cuenta con una amplia gama de personas que podrán o no calzar con el perfil que busca para formar parte de sus amistades. Padre solamente serás tú sin tener la menor posibilidad de optar o no a ese vínculo. Una de las garantías y fortalezas de la paternidad se basa en que serán los padres quienes velarán por su seguridad, desarrollo y tranquilidad pudiendo no estar de acuerdo con las razones del joven. El roll del amigo será muy diferente debiendo empatizar y simpatizar con la contraparte. Si este no satisface las necesidades del adolescente, él podrá alejarse sin mayores complicaciones, camino irreal desde el punto de vista de la paternidad. Entonces, muéstrale a tu hijo que lo quieres y comprendes, mas recalca que tu papel es de figura de autoridad y no de amistad, con seguridade se sentirá más tranquilo al ver que no quieres meterte en “su espacio”.

 

Por Editorial Phronesis para elartedesabervivir.com

Related Articles

Deja un comentario

¿Es posible ser fiel? Cómo afrontar la infidelidad en la relación de pareja - Walter Riso

La conferencia inicia en:

-
x