fbpx
Inicio ColumnasMente sana, vida sana 10 ventajas del ejercicio en intervalos de alta intensidad

10 ventajas del ejercicio en intervalos de alta intensidad

Por Dra. Iris Luna
10 ventajas del ejercicio en intervalos de alta intensidad

Si eres una de esas personas que luchan y sufren horrores por incluir el ejercicio físico dentro de los hábitos saludables, creo que esta información podría serte de alguna utilidad.  Muchos de los pacientes o amigos a los que les hablo de los beneficios de ejercitarse, comienzan a mirar hacia otro lado como tratando de escaparse del tema, o sacan cualquier tipo de excusas para no comprometerse con una rutina de ejercicios. Es muy probable que recuerden esos intentos fallidos por permanecer en un gimnasio o centro deportivo.

Si piensas en las horas que pasaste moviéndote en una caminadora o elíptica sin notar más resultados que el aburrimiento, las agujetas en el cuerpo, el molesto sudor corriendo a chorros y las tripas sonando de hambre, bueno, si no te gusta pasar mucho tiempo en el gimnasio y quieres ver muy buenos resultados para tu salud en general, en este material te voy a hablar de una excelente opción, que yo misma empleo tres veces por semana. Aquí se aplica la famosa premisa de “menos es más”.

Ejercicio de alta intensidad, el gran aliado

Déjame contarte un poco acerca del ejercicio en intervalos de alta intensidad  que confío en que modifique la manera en que te relacionas con el ejercicio, o al menos te sientas motivado a ensayar esta manera de ejercitar tu cuerpo. El HIIT (High Intensity Interval Training) es un método avalado científicamente y muestra grandes ventajas sobre el ejercicio aeróbico tradicional y rutinario al que tanto le huimos.

Si aceleras el ritmo de tus ejercicios, tienes que emplear mucho menos tiempo realizándolos, obteniendo excelentes resultados. Así como lo lees, el tiempo requerido se relaciona inversamente con la intensidad, lo que es fabuloso en estos tiempos de tantas ocupaciones. Menos tiempo dedicado al ejercicio, con más beneficios para tu metabolismo y la estabilización de tu peso corporal, en tiempo equivale a una larga de sesión de aeróbicos de 45 minutos en un ritmo moderado.

Los estudios en el área del deporte señalan que si haces ejercicio de una manera realmente eficiente, es decir, intensas ráfagas de breves esfuerzos, puedes ponerte en forma física en una fracción del tiempo que te tomaría hacer un movimiento lento o más moderado.  Los resultados, en términos de salud y estado físico, son iguales. Se necesitan solo 10 minutos de tu tiempo, tres veces por semana. Esto pinta bastante bien. Dentro de este tipo de entrenamientos encontrarás variantes, en que se emplea un poco más o un poco menos de tiempo de ejercicio en ráfagas de tres a cuatro veces por semana. Por ejemplo, está el llamado protocolo TABATA que exige realizar 20 segundos de ejercicio a tope hasta quedar exhausto, seguido de 10 a 12 segundos de descanso. Este ciclo intenso se realiza 8 veces. En el protocolo Peak Fitness, en el uso de la escaladora o bicicleta estática se hace el movimiento más rápido e intenso por 30 segundos, descansar 90 segundos sin dejar de moverse y repetir este ejercicio siete veces más, por un total de 8 repeticiones.

Ventajas:

  1. Puedes conseguir un estado físico óptimo, incluso si te sientes muy presionado por la falta de tiempo.
  2. Si eres un buen deportista, al programa de intervalos puedes adicionar un programa de resistencia y obtener aún mejores resultados.
  3. Puedes balancear el esfuerzo, escuchar al cuerpo y graduar poco a poco la intensidad del ejercicio y la frecuencia de acuerdo a tu estado físico. Es decir, tú regulas tu esfuerzo, pero es importante que te tomes en serio eso de hacer el ejercicio con intervalos que te demanden en realidad esfuerzo.
  4. El ejercicio intenso modifica la estructura y composición química en las moléculas de ADN de los músculos, que mejora su actividad y rendimiento posterior.
  5. Modifica el metabolismo y es un ejercicio eficaz para perder peso, pues desencadena la perdida de masa grasa.
  6. Desencadena la producción de hormona del crecimiento humano.
  7. Disminuyen tu riesgo de enfermar y promueven tu longevidad.
  8. Mejora el síndrome metabólico, si lo haces tres veces a la semana.
  9. Mejora los niveles de presión arterial.
  10. Se incrementa tu capacidad de consumo de oxigeno.

Como ves, hay muchas ventajas en contemplar la posibilidad de adherirte a este tipo de entrenamientos. Vas mejorar, sin duda, tu condición física y tu salud en general, sintiéndote con mucha más energía y deseos de desarrollar tus proyectos diarios.  Eso sí, antes de comenzar con este tipo de entrenamientos acude a tu médico de confianza para una revisión general previa y después busca a un experto que te guíe inicialmente para realizar tus rutinas con seguridad y sobre todo, eficiencia. Al tener que medir las variaciones de tu frecuencia cardiaca te recomiendo que consigas un buen pulsómetro y hagas un seguimiento juicioso de tus logros.  

Bueno, ya lo tienes un entrenamiento entretenido de corta duración y frecuencia. Espero que te animes a ensayarlo.

Seminario de Walter Riso: Aprendiendo a quererse a sí mismo

Por: Dra. Iris Luna
Médico Psiquiatra – Máster en Nutrición
Especialista en Sobrepeso y Obesidad
https://www.facebook.com/iris.luna.oficial
Contacto:  iluna@phronesisvirtual.com

Related Articles

Deja un comentario

¡SEGUNDA PREVENTA! Seminario de Walter Riso:

Aprendiendo a quererse a sí mismo

-
x