fbpx
Inicio Familia 10 astutas acciones para proteger a tus hijos en redes sociales

10 astutas acciones para proteger a tus hijos en redes sociales

Por Phrònesis
10 astutas acciones para proteger a tus hijos en redes sociales

Según una reciente investigación de la Universidad El Externado de Bogotá, Colombia, cada día las autoridades son notificadas con un caso de acoso sexual vía Internet por hora. Debido al creciente número de plataformas digitales sociales, los acosadores han encontrado múltiples vías para hacer de las suyas con nuestros hijos.

Por esta razón, es de vital importancia mantener una alerta constante sobre el comportamiento de los niños cuando navegan por la red. A continuación, listaremos una serie de acciones sencillas pero muy astutas para mantener a tus hijos seguros de los peligros a los que se enfrentan en la web:

1. Conéctate permanentemente

Mantener un constante monitoreo de lo que hacen tus hijos en las redes es esencial. Es importante que te familiarices con las plataformas de moda a las cuales los niños y adolescentes están más susceptibles de acceder. Facebook, Instagram y Twitter, entre otras, disponen de controles parentales fáciles de configurar. Estos te asistirán muy bien a la hora de manejar el contenido al que acceden tus hijos.

De esta manera, los mantendrás alejados de páginas maliciosas y podrás bloquear contenidos peligrosos. Algunas entidades públicas de varios países, como El Ministerio de Tecnologías de la Información y Telecomunicaciones de Colombia (Mintic), han conseguido desarrollar herramientas para facilitar el control educativo de los padres.

Solo de esta manera podremos conocer cuáles son los sitios web que frecuentan los niños y evitar a tiempo visitas y contacto en portales indebidos”, afirma el Mintic en su sitio web.

Por supuesto, los buenos resultados de las acciones tomadas por estos entes, dependen de la disposición de los adultos para comprender el mundo digital.

2. Utilizar las charlas inteligentes para comunicarse

El principio de la comunicación franca, directa y sin rodeos funciona igual que con la educación sexual. Tratar de “disfrazar” la realidad o suavizarla con historias de fantasía entorpecerá el proceso de aprendizaje en cuanto a navegación web se refiere.

Ser honestos respecto al uso de seudónimos o participaciones anónimas de personas que puedan representar intenciones ocultas y maliciosas con ellos es muy importante.  El investigador del Externado, Andrés Felipe Contreras aconseja:

Que el respeto a la privacidad, intimidad y buen nombre de terceras personas debe prevalecer, y que, en cualquier caso, frente a cualquier amenaza o posible riesgo detectado directamente por ellos, siempre deben recurrir a un adulto para brindarles apoyo.”

3. Diseña un calendario de uso

Es importante que establezcas un límite para el uso de dispositivos y navegación en Internet para tus hijos. De esta manera, reducirás el riesgo a que se expongan a contactos peligrosos. Esta es una manera muy astuta de “desconectarlos” y acercarlos a otras actividades productivas y provechosas.

Así, estarás creando disciplina frente a su uso y fomentarás la sensación de desapego a los dispositivos. El modo más sensato para abrir espacios para vivir en familia y estimular actividades deportivas y sociales.

4. A menor disponibilidad de dispositivos, menores son los riesgos

Uno de los atributos más atractivos en los dispositivos tecnológicos, es su capacidad de interconectarse. Esto representa una mayor cantidad de esfuerzos si quieres mantener el control de los que consumen tus hijos en Internet.

Felipe Contreras, aconseja una alta dosis de inteligencia en cuanto al tema. Según este experto, lo mejor es disponer de un solo computador en el que los niños puedan navegar y consultar sus redes sociales. Para esto, la mejor opción es un computador de escritorio en un espacio común del hogar, no en su habitación.

De esta manera, no tendrán la oportunidad de encerrarse en su privacidad y exponerse a riesgos cibernéticos. Sin olvidar que se debe mantener un control permanente sobre la creación de diferentes plataformas de mensajería de diálogo. Por lo general, estas se camuflan fácilmente de los controles existentes en las redes sociales más populares.

5. Monitorea lo que publican tus hijos

La creatividad de los malhechores digitales es tan vasta, que no puedes darles ni la menor oportunidad a sus fechorías. Una simple selfie o la información personal que se consigna en las cuentas sociales, pueden ser insumos potenciales para agresores al acecho.

The Children’s Online Privacy Protection Act (“COPPA”), advierte:

Aunque las plataformas como Facebook no pueden almacenar información de personas menores de 13 años, es sencillo rodear esas barreras de seguridad con perfiles anónimos”.

Teniendo esto en cuenta, también se recomienda revisar los contenidos que se comparten en la web. Aunque un niño publique cierta fotografía a su criterio inocente, un agresor podría utilizarla para fines inapropiados.

Una foto en apariencia familiar, donde se muestre una situación vacacional donde los hijos pequeños aparecen desnudos o en traje de baño, puede ser fácilmente sacada de contexto. Un pedófilo busca constantemente aumentar sus bases de datos.

Aunque las plataformas sociales digitales incentiven a llenar campos de información personal como ubicación, edad, lugar de residencia y demás, lo mejor es dejar esos espacios vacíos.

6. Conéctate con las acciones del Estado y las entidades educativas

La educación principal comienza en casa, en eso estamos de acuerdo. Sin embargo, el apoyo de las entidades estatales es de gran ayuda para el proceso educativo que los padres llevan en sus hogares.

De acuerdo con el memorándum de Montevideo, las instituciones educativas y el Estado también tienen la obligación de participar en la generación de programas que disminuyan en su riesgo.

Por esta razón, la comunicación entre padres e instituciones debe ser constante. Así, tus hijos tendrán una mayor y mejor proyección integral.

En esta interacción se deben fijar programas y políticas públicas en este sentido y proveer información más allá de lo sustancial  y necesario, (además de) fortalecer las capacidades de los progenitores, sobre los eventuales riesgos a que se enfrentan los menores en Internet”, afirma Felipe Contreras.

7. Iniciar la vida digital en familia

Incursionar en el mundo digital es una petición que las nuevas generaciones les hacen a sus padres. En este aspecto hay dos factores que influyen: la edad de los niños y la participación familiar.

Es decisión de los padres juzgar la edad correcta para abrirle un perfil social a sus hijos. Del mismo modo, es responsabilidad de ellos crear la confianza necesaria para evitar que sus hijos oculten lo que hacen en él.

A través de su perfil, podrás enterarte de los movimientos de tus hijos sin necesidad de invadir su espacio constantemente. Además, podrás conocer el perfil de sus amigos en línea y verificar que sean personas reales con intenciones apropiadas.

8. Destina un calendario libre del mundo web

Una de las recomendaciones del Mintic, es destinar un tiempo de calidad para compartir en familia omitiendo el uso de las redes sociales. Esta es buena manera de afianzar lazos de confianza y comunicación entre padres e hijos. De manera muy astuta, estarás facilitando tu inclusión en el mundo digital de tus hijos.

Incluye caminatas, salir al parque, montar en bicicleta, campamentos y todo lo que se te ocurra que puedas hacer en familia sin el uso de la tecnología.

9. Vigila cómo se conecta el mundo físico y digital de tus hijos

Ese período en el que la vida diaria se conecta con el digital es muy importante tenerlo en cuenta. Las redes sociales se mueven con tal rapidez, que no puede haber espacio para descuidos. Ten en cuenta el tipo de conexiones realizadas desde Internet y con quién se realizan.

Los malintencionados digitales, podrían aprovechar cualquier descuido para citar a tus hijos a un encuentro presencial. Por supuesto, debes evitarlo a toda costa.

Las redes sociales, son plataformas de comunicación que pueden ser fácilmente usadas para coordinar encuentros entre amigos y familiares. Por tanto, es esencial crear la confianza suficiente para controlar con quiénes se realizan estas comunicaciones y si estos son personas de fiar.

10. No temas advertir a las autoridades y conocidos

Tómate el tiempo de revisar la legislación local y mantener cerca los números de contacto y sitios web oficiales donde puedes buscar respaldo para denunciar agresores y conductas digitales sospechosas.

Mantente siempre un clic más adelante de los riesgos en contra de la seguridad de tus hijos.

Con cada depredador sexual fuera de las calles y lejos de Internet, se ofrece una red más segura para nuestros niños”

Referencia:

Mintic Colombia

Related Articles

Deja un comentario

📣¡Quedan pocos días! 40% OFF ¡CÓMO CARAJOS TE OLVIDO!

Un curso para sacarse al ex de la cabeza y el corazón 🚫USD 300 ✅USD 180

-
x